Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia mantiene su objetivo de ganar más de 400 millones en 2011 y no contempla operaciones corporativas

Subraya que no necesitará recursos públicos para que BFA cumpla con las nuevas exigencias de capital acordadas en Europa
Bankia mantiene su objetivo de ganar más de 400 millones de euros al término del ejercicio 2011 y no contempla llevar a cabo "operaciones corporativas", sino que centrará su estrategia en culminar el plan de integración de las siete cajas de ahorros originarias, que llevará a obtener sinergias de más de 500 millones anuales a partir del próximo año.
"El beneficio irá en línea con esta cifra, ligeramente por encima, aunque depende del deterioro de la economía y de la evolución de los mercados, pero esta sigue siendo nuestra hipótesis", anunciaron el consejero delegado y el director financiero de Bankia, Francisco Verdú y Ildefonso Sánchez Barcoj, respectivamente.
La entidad fruto de la fusión de siete cajas, liderada por Caja Madrid y Bancaja, prevé llevar a cabo desinversiones de activos no estratégicos para reforzar su capital, no así de participaciones industriales, y también será activa en la lucha contra la morosidad, agregaron.
"No contemplamos ninguna operación corporativa hasta 2015 y estamos trabajando en muchas sedes que podemos optimizar, así como de carteras de activos en Estados Unidos y Austria, cuya venta podemos gestionar", especificó el 'número dos' del banco que preside Rodrigo Rato en la rueda de presentación de los resultados trimestrales.
Estas eventuales operaciones no afectarán en ningún caso a la actividad en el mercado nacional y a los segmentos de empresas, pero permitirán "fácilmente" mejorar el ratio de capital de Bankia y de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que prevé cumplir con las nuevas exigencias de solvencia acordadas en Europa sin necesidad de recurrir a fondos públicos.
Verdú indicó que BFA establecerá un mapa de ruta para cubrir los 1.140 millones de euros de hueco de capital identificado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por su siglas en inglés) que remitirá al Banco de España. "No necesitaremos ninguna ayuda pública para atender sin problema y en fecha los requerimientos", insistió Verdú.
Dicha cifra se cubrirá a través de la generación orgánica de capital y medidas de desapalancamiento natural antes de junio de 2012, enfatizó el consejero delegado de Bankia. En esta línea, el director financiero agregó que para un grupo financiero con más de 300.000 millones de euros de volumen de activos, el hueco de capital identificado es una cifra "moderada" y el banco "cuenta con muchas palancas para obtenerlo".
Aunque los directivos eludieron opinar respecto a la dureza de las exigencias establecidas para la banca española respecto a la de otros países europeos, lamentaron que los criterios de la EBA no hayan incluido las provisiones genéricas, que suponen un colchón de más de 1.000 millones de euros en el caso de la entidad para afrontar eventuales pérdidas.
LA MOROSIDAD SEGUIRÁ SUBIENDO.
Sobre la evolución de la morosidad, ahora en el 7,09%, Verdú pronosticó que seguirá subiendo pero eludió concretar el pronóstico a falta de conocer la evolución de la economía y de la tasa de paro. La entidad cuenta con más de 900 profesionales dedicados a gestionar la tasa de mora y los activos adjudicados, agregó.
Por segmentos, especificó que el ratio de impago hipotecario familiar se encuentra en el 4%, mientras que la del crédito destinado a actividades promotoras alcanza el 22%. "Tenemos mucho crédito promotor centrado en primera vivienda. En esto estamos todos mal, pero estamos mejor y peor que otros", sostuvo el director financiero, que prefirió no mostrarse optimista para los próximos catorce meses dado que la situación no se ha normalizado.