Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia reorganiza su estructura y divide el negocio en banca de particulares y negocios mayoristas

Los presidentes de las cajas que conforman el grupo Bankia, en una imagen de archivo. Foto: EFEtelecinco.es
El consejo de administración de Bankia ha aprobado la nueva estructura organizativa de la entidad, orientada a una mayor eficiencia y a facilitar la toma de decisiones, y que tiene como una de sus principales novedades la división del negocio en banca de particulares y negocios mayoristas, informó la entidad.
En la nueva estructura, más ágil y horizontal, el consejero delegado, Francisco Verdú, asume competencias directas sobre la dirección de banca de particulares, dirigida por Fernando Sobrini; la dirección de negocios mayoristas, a cargo de Carlos Stilianopoulos; la dirección general de medios, con Pedro Vázquez al frente, la dirección general financiera y de riesgos, cuyo director es Ildefonso Sánchez Barcoj, y la dirección de Recursos Humanos, dirigida por Juan Chozas.
De banca de particulares dependen la red minorista, banca privada, marketing y seguros, y gestión de activos, mientras que de los negocios mayoristas pasan a depender empresas, mercado de capitales, tesorería y Bankia Bolsa.
La nueva estructura concede una gran importancia a la gestión del riesgo, cuya dependencia de la dirección general financiera y de riesgos queda reforzada por su dependencia funcional de la comisión delegada de riesgos.
CONTROL DE GESTIÓN PASA A DEPENDER DE RATO
Por otra parte, se refuerza la dirección de intervención, contabilidad y control de gestión, que pasa a depender del presidente, Rodrigo Rato. La medida centraliza y homogeneiza la gestión de la información dentro de la entidad, según explica Bankia.
En línea con la orientación de Bankia hacia la eficiencia y la calidad en todos los procesos internos y externos se crea el área de eficiencia que, al igual que el área de calidad y la de gestión de inversiones, tendrá también dependencia directa del consejero delegado.
Asimismo, la dirección de Recursos Humanos pasa a depender directamente del consejero delegado, con una apuesta de Bankia por la promoción del talento interno, creándose una nueva área denominada de recursos directivos, con dependencia de la dirección de RRHH.
Bankia destaca que cumple con los criterios de eficiencia y rentabilidad con esta medida, que persigue la optimización de la estructura enfocada en el negocio y el desarrollo de las sinergias de la entidad.