Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankinter, único banco que cierra 2015 con una rentabilidad sobre recursos propios superior al 10%

S&P prevé que el ROE medio para 2016 se mantenga entre el 5,2% y el 5,5%, cifra "muy por debajo" del coste de capital
Bankinter ha sido el único banco de los que cotizan en el Ibex 35 que ha conseguido cerrar el ejercicio 2015 con un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) superior al 10% en un entorno en el que los tipos de interés próximos a cero están lastrando la actividad de las entidades financieras.
Esta barrera del 10% hubiera sido superada también por Bankia que, a causa del impacto extraordinario de la provisión por potenciales litigios asociados a la salida a Bolsa ha visto rebajado su ROE del 10,6% al 9% a cierre de 2015.
Aún así, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha registrado el segundo mejor dato de rentabilidad sobre recursos propios de los bancos cotizados, con una mejora sustancial respecto al ejercicio 2014, cuando presentó un ROE del 6,6%.
Por detrás han quedado Santander (7,2% a nivel grupo), Sabadell (6,34%, que ya incluye a TSB), BBVA (5,3% a nivel grupo) y Caixabank (3,4%), según los datos comunicados por las entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
A la cola del ranking se sitúa Popular, cuyo ROE ha quedado reducido al 0,83% después de que la entidad haya tenido que realizar una provisión de 350 millones de euros para cubrir un posible riesgo legal derivado de la potencial eliminación de las cláusulas suelo con efectos retroactivos hasta mayo de 2013.
UNAS CUENTAS LASTRADAS
La responsable de Desarrollo de Contenido, Productos y Servicios de Self Bank, Victoria Torre, ha explicado a Europa Press que en la primera parte del año las perspectivas "eran mejores" y se apreciaba una mejora del ROE fruto del menor coste del pasivo y las menores cargas de provisiones, pero a final de año se han producido nuevas cargas que han lastrado las cuentas de los bancos.
Entre ellas, cita la dotación de impactos extraordinarios de CaixaBank por las pérdidas por su participación en Repsol, el impacto del banco turco Garanti en el caso del BBVA, la dotación de 350 millones de euros para cubrir imprevistos relacionados con las cláusulas suelo en el caso de Popular o las provisiones de Bankia para demandas por su salida a Bolsa en 2011.
Pero, pese a todo, las entidades cotizadas en el Ibex han conseguido mejorar su ROE respecto al ejercicio 2014, a excepción de Popular y BBVA. Sin embargo, las perspectivas de futuro no pintan bien, ya que las actuales exigencias de capital y el entorno de tipo de interés bajos continuarán presionando el ROE de las entidades.
"Desde hace años, el Banco Central Europeo (BCE) lleva aplicando políticas expansivas, buscando relanzar la inflación, que han llevado a los tipos de interés a niveles bajos nunca vistos. En este entorno, los márgenes bancarios se resienten, ya que los créditos concedidos se tienen que hacer a menores tipos de interés, reduciendo el beneficio de las entidades financieras", ha explicado a Europa Press el analista de XTB Carlos Fernández.
El experto también ha precisado que las dudas sobre la situación real de la economía, unido a los mayores requisitos de capital de alta calidad ('core capital') que las autoridades europeas han obligado a tener a los bancos, están dando lugar a medidas más restrictivas en la concesión de créditos, lo que empeora los márgenes de negocio.
Teniendo en cuenta la situación actual, la agencia de calificación crediticia Standard and Poor's (S&P) prevé que la rentabilidad sobre recursos propios para el ejercicio 2016 se sitúe entre el 5,2% y el 5,5% de media para los bancos domésticos, unas cifras "muy por debajo" del coste de capital.
Pese a que la mayoría de las entidades españolas se ha marcado como objetivo alcanzar un ROE del 10%, los expertos entienden que habrá bancos que tengan "muy difícil" alcanzar esta meta, entre los que citan a Popular, que tiene una cuenta de resultados débil por "problemas del pasado", pero, al mismo tiempo, tiene una fuerte capacidad de generación de capital.
LOS BANCOS CONTINUARÁN SUFRIENDO
De hecho, en XTB esperan que los bancos "continúen sufriendo" en los próximos meses, pues no se esperan cambios en la política monetaria del BCE, como mínimo, hasta 2018.
Torre también apunta que mientras que los bancos más ligados a España encuentran limitaciones por el reducido ámbito geográfico, otras entidades más internacionalizadas "pueden verse afectadas precisamente por las perspectivas de otras regiones", como pudieran ser las dudas políticas en el Reino Unido o la situación económica de Brasil.
A todo esto se suman los problemas que están teniendo los bancos en Bolsa en las últimas semanas debido al contagio que ha generado la creación de un 'banco malo' en Italia, el resurgir de las tensiones en Grecia, las incertidumbres políticas en España o el temor a la quiebra de empresas petroleras que pudieran afectar al sector bancario.
Por el momento, las entidades intentan capear el temporal y buscan alternativas para mejorar su situación y la de sus bajos márgenes entrando en el sector asegurador o incorporando comisiones repartidas en distintos servicios y, aunque se espera la recuperación, todavía podrían pasar dos o tres trimestres de dificultades y tensiones, según apuntan fuentes financieras.