Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barclays apuesta por una subida del rating de España tras elevar al 3,2% su previsión de crecimiento de 2017

La economía española crecerá en 2017 a un ritmo del 3,2%, según el banco británico Barclays, que ha revisado dos décimas al alza su anterior pronóstico, lo que supone el tercer año consecutivo en que España se expandirá por encima del umbral del 3%, algo que la entidad considera que abre incluso la puerta a una subida del rating soberano español, descartando así que la incertidumbre política pueda "aguar la fiesta".
En un análisis bajo el epígrafe "España: la política no debería aguar la fiesta del crecimiento", la entidad destaca la sorpresa positiva de la fuerte evolución del mercado laboral, así como de las exportaciones, y la solidez del consumo, lo que ha llevado al banco a mejorar su pronóstico de crecimiento, expresando su confianza en que esta corriente positiva continúe.
De este modo, Barclays considera que el objetivo de déficit del 3,1% del PIB para este año "está al alcance", aunque sus expectativas apuntan a un déficit del 3,3% en 2017 y una cifra algo inferior al 3% del PIB en 2018.
"En cuanto a los riesgos políticos, no estamos demasiado preocupados por el referéndum catalán", afirma Barclays, señalando que en caso de celebrarse la consulta el próximo 1 de octubre y que en esta se registrase una mayoría favorable a la independencia "no tendría implicaciones políticas de importancia más allá de un probable cambio de Gobierno en Cataluña", puesto que la gran mayoría del Parlamento considera inconstitucional el referéndum.
Asimismo, el banco británico considera "bajo" el riesgo de elecciones anticipadas en España este año y "moderadamente bajo" en el caso de 2018, mientras confía en que el Gobierno logrará sacar adelante los presupuestos del año que viene.
"Si nuestro escenario macro y político base se desarrolla como se espera, no descartaríamos una mejora del rating de España hasta 'A-' en los próximos 12 meses, lo que haría más atractiva la deuda soberana para los inversores con mayor aversión al riesgo", añade la entidad.