Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barclays ve la economía española más atractiva y cree que llegarán nuevos inversores si no hay deterioros

Apuesta por el contrato único y por una reforma fiscal que limite las deducciones del IRPF y los tipos reducidos de IVA
Barclays cree que España es posiblemente el mejor ejemplo de cómo la mejora de las perspectivas económicas está haciendo al país más atractivo para los inversores, tal y como prueba el hecho de que los no residentes hayan vuelto a invertir en deuda española en los últimos meses de 2013.
Así consta en el informe titulado 'Economics & Interest Rates Research', donde sospecha que hay inversores no residentes que aún no han regresado a España, aunque cree que lo harán en los próximos meses si la situación no se deteriora drásticamente.
Admite, en cambio, que los bancos españoles han reducido sus tenencias de deuda española en la parte final de 2013 tras las compras de los primeros meses, patrón de compra y venta que se ha visto en los últimos años y que, probablemente, se repetirá en 2014.
En cualquier caso, resalta que los inversores internacionales han vuelto a España en los últimos meses de 2013 después de que el país superara la recesión en el tercer trimestre, un poco antes de lo previsto. Además, todos los indicadores apuntan a que la actividad se ha fortalecido en el último tramo del año.
En este contexto, la entidad financiera ha mejorado una décima su previsión de crecimiento para este año, y estima ahora que el PIB subirá un 1% en el conjunto del ejercicio, aunque mantiene que el PIB aumentará un 1,2% en 2015.
Según Barclays, el crecimiento de 2014 se sustentará en el buen comportamiento de las exportaciones, que crecerán un 9%, ya que la demanda interna sólo contribuirá positivamente al crecimiento en la segunda mitad del año, cuando la inversión empiece a ganar fuerza.
En el informe, recoge la mejora de la situación macroeconómica, de la competitividad y la reducción de los diferenciales de deuda, que también se ha extendido a otras clases de activos de crédito. De hecho, espera que los diferenciales de deuda se sigan ajustando en 2014, incluso más de lo previsto inicialmente.
En concreto, asegura que el desapalancamiento del sector privado progresa "razonablemente bien", aunque va más rápido en las empresas que en los hogares por las hipotecas a largo plazo, los altos impuestos y la situación de desempleo.
LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT SE CUMPLIRÁN
Asimismo, cree que la consolidación fiscal está ayudando a que los inversores recuperen la confianza en la capacidad del Gobierno para frenar el gasto y considera que el objetivo del cierre de año (6,5%) está al alcance, igual que el de 2014 (5,8%).
Sin embargo, cree que 2015 puede ser más difícil por la celebración de las elecciones generales. A su parecer, la clave para alcanzar los objetivos presupuestarios a medio plazo será la capacidad del Gobierno de modernizar su estructura tributaria.
Según Barclays, el lado "más brillante" de la recuperación española es el de las exportaciones gracias, en parte, a la moderación salarial y la desinflación. En este sentido, la entidad financiera cree que el IPC será del 0,3% en 2014 y del 0% en 2015.
LA REFORMA FISCAL, MUY NECESARIA
En este contexto, analiza las reformas pendientes del Gobierno, como el "amplio cambio fiscal" que resulta "muy necesario" porque España recauda mucho menos que otros países vecinos pese a contar con impuestos muy altos.
Según el banco británico, una de las razones de la baja recaudación son las bases imponibles estrechas tanto en el IRPF (por las deducciones) como en el IVA (por los tipos reducido y superreducido). A su parecer, si se ampliaran estas bases se podrían lograr más ingresos incluso bajando los tipos generales.
Barclays cree que la propuesta que el Gobierno presentará en semanas puede avanzar en este camino, pero es menos optimista ante la necesidad de que el Ejecutivo dé una nueva vuelta a la reforma laboral, ya que la ministra del ramo, Fátima Báñez, ya ha dicho que los ajustes no serán significativos.
CONTRATO ÚNICO CON INDEMNIZACIÓN CRECIENTE
El banco británico reconoce que la reforma del año 2012 ha mejorado la flexibilidad salarial, aunque cree que se ha hecho poco para abordar la dualidad del mercado, puesto que los contratos temporales siguen siendo los que sostienen el peso del ajuste del mercado.
A su parecer, éste es un problema fundamental de la economía española porque limita la productividad y las perspectivas de crecimiento a largo plazo, por lo que sería necesario adoptar medidas como el contrato único con un nivel de protección que fuera aumentando con la antigüedad.
En cualquier caso, asegura que estará atento a cualquier propuesta que se plantee en materia laboral porque cualquier reforma en este ámbito tiene una gran influencia en las perspectivas de crecimiento.