Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barclays ultima la incorporación de su gestión de activos a BlackRock

Logotipo de Barclays Bank. EFE/Archivotelecinco.es
Barclays ultima este fin de semana la incorporación de su división de gestión de activos, que gestiona fortunas por un total de un billón de dólares, al gigante estadounidense BlackRock, según el dominical The Sunday Telegraph.
Las dos partes negocian aún los detalles de la operación, pero fuentes informadas dijeron al periódico que Barclays podría tomar una participación de hasta un 20 por ciento de BlackRock, a cuyo frente está Larry Fink.
La integración de Barclays Global Investors en BlackRock se verá acompañada de inyecciones económicas de uno o varios inversores árabes del Golfo que ayudarían a financiar la operación, señala el dominical.
La Qatar Financial Investment Authority y organismos similares de Abu Dhabi y Kuwait discuten actualmente la posibilidad de aportar unos 3.000 millones de dólares a cambio de una participación del 12 por ciento en BlackRock.
El resultado de esa complicada operación, que valora Barclays Global Investments en unos 13.000 millones de dólares, podría hacerse público incluso la semana entrante.
Se cree que BlackRock pagará a Barclays con una combinación de acciones y efectivo.
Debido a las regulaciones antimonopolio, entre otras, es poco probable, dice el periódico, que los derechos de voto de Barclays vayan a corresponderse con su interés económico en la ampliada BlackRock.
Sin embargo, se cree que tendrá dos puestos en el consejo de dirección de BlackRock, uno de los cuales lo ocupará con certeza Bob Diamond, presidente de Barclays y consejero delegado de Barllays Capital.
El involucramiento de financieros árabes en la operación resulta intrigante, dice el Telegraph, ya que se produce sólo unos días después de que la International Petroleum Investment Company, que dirige el jeque Mansur bin Zayed al-Nahyan, de Abu Dhabi, se desprendiese de su participación en Barclays.
Ese fondo de inversiones árabe obtuvo unos beneficios de 1.500 millones de libras (más de 1.700 millones de euros) con la venta de acciones por valor de 1.300 millones de libras (mas de 1.480 millones de euros).
Las negociaciones para la fusión de BGI con BlackPowell comenzaron hace varias semanas y siguen a otra operación iniciada también por Barclays el pasado mes de marzo tendente a vender iShares, división del banco británico especializada en fondos negociados en bolsa.
Según el Sunday Telegraph, todavía podría presentarse una contraoferta de última hora por la totalidad de BGI, que desbarataría la operación con BlackRock, aunque se considera posible dado que la fecha tope para la presentación de ofertas es el próximo 18 de junio.
Barclays ha recibido una oferta de 4.200 millones de dólares por iShares,presentada por el grupo de capitales privados CVC Capital Partners, aunque se ha reservado el derecho a solicitar contraofertas por ese negocio y otros afines aunque tendría que indemnizar a CVC de 175 millones de dólares.
La única alternativa creíble, según el dominical, es la que preparaba el Bank of New York Mellon aunque no estaba claro que fuera a someterla formalmente antes de la citada fecha tope.