Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barroso defiende una mayor integración política en la UE para garantizar el control democrático

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha defendido este jueves que Europa no sólo debe avanzar hacia una mayor integración económica y bancaria, sino que también es "correcto y justo" que se avance para lograr "una mayor integración política también" para garantizar "el control democrático" de todo el proceso.
"La lógica de la integración no puede ser puramente económica", ha defendido el jefe del Ejecutivo comunitario en un discurso que ha pronunciado en el simposio económico de Alpbach, en Austria, cuyo contenido ha difundido el Ejecutivo comunitario en Bruselas.
Barroso ha insistido en que "una mayor integración política" es "necesaria" en su opinión "para garantizar el control democrático de todo el proceso y garantizar a los ciudadanos de Europa de que esto no es solo un proyecto de las élites políticas y económicas".
El jefe del Ejecutivo comunitario ha dejado claro que "la unión monetario no puede funcionar sin una unión financiera y bancaria y sin una mayor unión económica y fiscal". "La unión bancaria requiere un supervisor europeo único y una unión económica mayor requiere también una supervisión europea conjunta de las políticas económicas de los Estados miembros", ha explicado.
Barroso ha confirmado que la Comisión presentará el próximo 12 de septiembre su propuesta para crear un mecanismo de supervisión bancario único en la Eurozona, que debe abrir la puerta a la recapitalización directa de los bancos con problemas a través de los fondos de rescate europeos, aunque ha reconocido que "una mayor integración económica" requiere "una perspectiva más a largo plazo".
"Todos los pasos que se han dado hasta ahora para combatir la crisis han tenido como resultado una mayor integración europea, no menos", ha insistido el portugués.
Barroso ha advertido del peligro de un retroceso en Europa para "logros" como el libre movimiento de las personas, el mercado interior o los derechos sociales o la solidaridad entre los europeos, al tiempo que ha recalcado que el statu quo actual no se puede mantener y hay que avanzar "paso a paso".
El jefe del Ejecutivo comunitario ha puesto en valor la importancia de las decisiones que adoptaron los jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona para avanzar en la integración europea en la cumbre de finales de junio, pero ha criticado "la tentación" posterior de algunos de querer mantener las decisiones europeas en el ámbito nacional.
CUMPLIR LAS RECOMENDACIONES DE BRUSELAS
Barroso ha defendido que "Europa necesita consolidación fiscal, reformas estructurales profundas y una inversión inteligente" para recuperar el crecimiento y la creación de empleo, motivo por el cual ha saludado el compromiso de los líderes europeos en la última cumbre de "aplicar las recomendaciones de reformas de la Comisión" y "continuar" las reformas estructurales.
El ex primer ministro portugués ha subrayado no obstante la importancia de no desmantelar el Estado de Bienestar por los ajustes porque "la dimensión social de la crisis" puede llevar a un alejamiento "más profundo" entre los políticos y su electorado y "de forma indirecta" entre la UE y sus ciudadanos.
"Es de particular importancia que en los actuales esfuerzos de ajustes en algunos de nuestros Estados miembros, el núcleo del Estado de Bienestar no sea desmantelado", ha explicado, que también ha reconocido el especial impacto negativo de la crisis en los jóvenes europeos tras recordar que "incluso cuando han encontrado un trabajo, el 42,5% de los empleados jóvenes tiene un contrato temporal".