Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barroso retoma agenda el miércoles, con reunión de comisarios centrada en el mecanismo de supervisión bancario

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, retoma la agenda política tras las vacaciones estivales el próximo miércoles, 29 de agosto, con una reunión del Colegio de Comisarios centrada en la situación económica de Europa y la creación del mecanismo de supervisión bancario único para la Eurozona que debe abrir la puerta a la recapitalización directa de los bancos por parte del fondo europeo de rescate.
"El presidente y los comisarios discutirán la situación económica" en Europa a la luz de los últimos acontecimientos durante el verano en Grecia y otros países, ha avanzado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Olivier Bailly.
El vicepresidente del Ejecutivo comunitario y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, informará a Barroso y al resto de comisarios sobre "el estado de situación" para poner en marcha las decisiones acordadas por los líderes europeos en cumbre de finales de junio.
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona acordaron en junio que el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE), el fondo de rescate permanente, pudiera utilizarse para recapitalizar directamente a las entidades financieras con problemas una vez se ponga en marcha un supervisor bancario único en la Eurozona en el que el Banco Central Europeo desempeñe un papel fundamental y también aceptaron flexibilizar los fondos de rescate para que pudieran comprar deuda soberana.
Desde entonces, el presidente del eurobanco, Mario Draghi, ya ha dicho que está dispuesto a intervenir en los mercados secundarios para ayudar a los países sometidos a una fuerte presión en los mercados siempre y cuando los países pidan antes el rescate para acudir a los fondos de rescate europeos para que adquieran deuda soberana en el mercado primario, algo que respaldó el propio Rehn en una entrevista la semana pasada en la cadena estadounidense 'CNBC'.
Por su parte, el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, "hará el punto sobre el estado de preparación" de la propuesta para crear un mecanismo de supervisión bancario único en toda la Eurozona, que espera presentar "alrededor del 11 de septiembre" aunque la fecha definitiva está todavía pendiente de confirmar, ha explicado el portavoz comunitario.
La creación del supervisor bancario único es fundamental para España porque permitirá que el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros aprobado por el Eurogrupo el pasado 20 de julio para recapitalizar a las entidades españolas que lo necesiten no se compute como deuda una vez se transfiera la gestión de los fondos del actual Fondo de Estabilidad Financiera Europea disponible al MEDE.
El Ejecutivo comunitario trabaja en una propuesta en la que el BCE tendría un papel "central" de supervisión en "todos" los bancos de la Eurozona, aunque el grado de supervisión "directo" puede variar según la entidad, en contra del criterio de Alemania que apuesta por que controle sólo los bancos sistémicos y rechaza que vigile las cajas de ahorros y cooperativas del país.
Según adelantó el diario 'Handelsblatt' la semana pasada, los bancos centrales nacionales serían responsables de la supervisión del día a día de las entidades, mientras que el BCE podría intervenir en caso de apreciar "riesgos peligrosos".
Al margen de la situación económica que centrará la agenda del Colegio de Comisarios, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, y la comisaria de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva, informarán al resto de colegas sobre la frágil situación en Siria y la necesidad de promover un mayor acceso para la ayuda humanitaria para los afectados por el conflicto.
Tras la reunión del Colegio, Barroso tiene previsto desplazarse a Austria para reunirse con el canciller, Werner Faymann, y vicecanciller del país, Michael Spindelegger.