Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bayer ofrece 62.000 millones de dólares por la estadounidense Monsanto

El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer ha hecho una oferta en efectivo para adquirir todas las acciones de la multinacional estadounidense Monsanto a un precio de 122 dólares por acción (108,6 euros), lo que supone valorar la compañía en 62.000 millones de dólares (unos 55.213 millones de euros), según ha informado este lunes la empresa germana.
El gigante alemán, que trasladó esta oferta a Monsanto el pasado 10 de mayo, ha destacado que esta oferta representa una prima del 37% sobre el precio al que cerraron las acciones de la estadounidense el pasado 9 de mayo.
"La adquisición de Monsanto sería una oportunidad interesante para crear un mundial líder de la agricultura", ha subrayado Bayer, que la semana pasada, tras surgir los rumores sobre una posible compra de Monsanto, informó de que sus directivos se habían reunido recientemente con los responsables de la estadounidense para hablar de una adquisición negociada.
Hace unos días la prensa internacional informaba de la posibilidad de que Bayer lanzara una oferta de unos 40.000 millones de dólares (alrededor de 35.000 millones de euros) por Monsanto.
Una potencial fusión entre ambas compañías, que combinaría al mayor proveedor de semillas y a uno de los principales productores de productos químicos agrícolas, tendría que superar diversos obstáculos, incluyendo las posibles objeciones por parte de los reguladores y las autoridades de competencia.
La transacción supondría un nuevo paso en la consolidación del sector tras la compra de Syngenta por ChemChina por 40.000 millones de dólares o el acuerdo de fusión alcanzado el pasado mes de diciembre entre DuPont y Dow Chemical.
De hecho, el pasado verano la propia Monsanto renunció finalmente a comprar Syngenta.