Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia lamenta el fallo judicial a favor de los importadores de autos usados desde Chile

El ministro de Finanzas de Bolivia, Luis Alberto Arce, señaló que existen "irregularidades" en el proceso judicial que llevó a la Corte de La Paz a estimar procedente el amparo interpuesto por los importadores de vehículos usados afectados por un decreto del pasado 4 de diciembre. En la foto el ministro Arce en septiembre de 2008. EFE/Archivotelecinco.es
El Gobierno boliviano lamentó hoy el fallo judicial dictado por la Corte Superior de Justicia de La Paz a favor de los importadores de autos usados desde Chile, a los que ampara contra la prohibición a su actividad dictada por el Ejecutivo.
El ministro de Hacienda Luis Arce dijo en conferencia de prensa que "lamenta" que "una vez más la Justicia nacional haya fallado a favor de grupos de poder y en contra del Estado nacional", y denunció que se trata de una resolución inconstitucional.
Arce también señaló que existen "irregularidades" en el proceso judicial que llevó a la Corte de La Paz a estimar procedente el amparo interpuesto por los importadores de vehículos usados afectados por un decreto del pasado 4 de diciembre.
La norma dictó la prohibición de importar los vehículos usados de más de cinco años y todos los automóviles ligeros impulsados por diesel y gas licuado de petróleo (GLP), que mayoritariamente ingresan desde Chile.
El Gobierno justifica la medida porque el aumento de la importación de vehículos viejos ha generado "una mayor demanda de combustibles, riesgo para la salud y seguridad de la población por efecto de la emisión de gases que afectan la capa de ozono".
También señaló que por el aumento de la importación de vehículos con motor diesel y gas licuado se ha visto obligado a subir la partida presupuestaria destinada a subvencionar esos combustibles, que alcanza los 400 millones de dólares anuales.
En reiteradas ocasiones ministros y viceministros del Gabinete de Evo Morales han ratificado que no se va a modificar la prohibición.
El ministro Arce dijo que va a estudiar el fallo judicial para determinar si acata la medida, aunque adelantó que el ordenamiento boliviano faculta al Gobierno a "definir conductas que violen la Constitución" y a tomar medidas contra esos comportamientos.
Por su parte, Valentín Mairana, representante de los importadores de vehículos, dijo a Efe que su colectivo "agradece al Poder Judicial porque se haga justicia" y calificó la resolución de "un paso importante".
"Ahora resta que el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo puedan acatar esta disposición", dijo Mairana, quien también señaló que los autos que ahora podrán ingresar a Bolivia por la frontera chilena son "aproximadamente 2.500 ó 3.000, exagerando", apuntó.