Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Bolsa de Tokio se recupera levemente por la mejora de la economía china

Transeúntes observan el tablero indicador del Nikkei en el centro de Tokio (Japón). EFEtelecinco.es
La Bolsa de Tokio se recuperó levemente de las caídas de las jornadas anteriores gracias al empuje de las empresas de materias primas y contagiada por las ganancias en otras plazas asiáticos ante las expectativas de mejora en China.
El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ganó hoy al cierre 40,71 puntos, el 0,42 por ciento, hasta situarse en los 9.590,32 puntos, mientras que el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, avanzó 0,77 enteros, el 0,08 por ciento, hasta los 902,46 unidades.
Los sectores más beneficiados de la recuperación de las ganancias fueron los de metales no ferrosos, petróleo y carbón y maquinaria de precisión.
En el lado de las pérdidas destacaron las caídas de las empresas inmobiliarias, las finanzas de consumo y los minoristas.
Las noticias sobre el aumento de la generación de energética en China empujaron los valores vinculados con los recursos naturales y las materias primas al alza, a la vez que extendió el optimismo en las principales plazas asiáticas que esperan que la producción china siga mejorando.
No obstante, los inversores no se mostraron muy activos debido a que aún esperan conocer la valoración de la política monetaria de Estados Unidos por parte de la Reserva Federal.
Los valores tecnológicos también cerraron en el terreno positivo gracias a la mejora de las perspectivas de demanda, debido a que el yen se estabilizó en la línea de las 95 unidades frente al dólar.
Asimismo, el Gobierno de Japón anunció hoy los datos de la balanza comercial de mayo que muestran una recuperación del superávit y de la caída de las exportaciones, pero que pone de relieve que la actividad económica en el país sigue siendo débil.
"Las jornadas anteriores que llevaron en Nikkei por encima de los 10.000 puntos estaban basadas en las expectativas de recuperación, pero hay un desequilibrio entre la evolución de la Bolsa y la economía real", dijo a la agencia local Kyodo el analista de Nikko Cordial, Hiroichi Nishi.
En la primera sección, 816 valores avanzaron terreno, mientras que 750 cerraron con pérdidas y 134 no mostraron cambios.
Las acciones de las empresas de energía registraron las mayores ganancias, entre ellas el distribuidor petrolero Showa Shell, que avanzó un 6 por ciento por el anuncio de que fabricará una planta solar con un socio saudí.
El fabricante de baterías GS Yuasa, que se dejó un 4 por ciento hasta los 942 yenes, fue el líder de valor del día, mientras que el líder de volumen, el banco Mizuho, recortó un 1 por ciento, hasta las 237 unidades por acción.
Por su parte, Toray Industries, proveedor de Boeing en su proyecto del modelo "Dreamliner", perdió algo más del 1 por ciento debido a los retrasos en la entrega de esta nueva aeronave.
El volumen de negocio de la jornada ascendió a los 2.114,60 millones de acciones, frente a los 2.532,87 millones del martes.