Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Bolsa española registra la mayor subida desde abril y recupera los 9.600 puntos

En la imagen, la Bolsa de Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
El aluvión de liquidez que hoy introdujo el BCE en el sistema bancario y los datos macroeconómicos positivos en Estados Unidos impulsaron todos los mercados bursátiles, entre ellos el español, que se revalorizó el 2,88%, su mayor subida desde el pasado 9 de abril, y recuperó los 9.600 puntos.
Al cierre de la sesión, el principal indicador del mercado español, el Ibex-35, se colocó en 9.617,60 puntos tras avanzar 268,90 unidades o el 2,88%, con lo que acumula ganancias del 4,59% desde que comenzó el ejercicio.
El selectivo español, con todos sus valores en positivo, se situó entre los más alcistas del Viejo Continente, ya que Milán se disparó el 3,12%, seguido de Fráncfort, con unas ganancias del 2,74%; de París, con el 2,18%, y de Londres, con el 1,18%.
La jornada estuvo marcada por el anuncio de que el Banco Central Europeo (BCE) ha adjudicado a los bancos comerciales de la Zona Euro la cifra récord de 442.240 millones de euros por 1 año y a un tipo de interés fijo del 1%.
En esta operación participaron 1.121 bancos, una cifra muy elevada que demuestra el interés que ha suscitado el ofrecimiento del organismo que dirige Jean Claude Trichet para facilitar que los bancos comerciales concedan créditos a largo plazo y, de este modo, apoyar la reactivación de la economía de los países del euro, que atraviesa la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.
De hecho, no fue hasta después de conocerse el resultado de la operación de refinanciación cuando la bolsa española elevó las tenues ganancias con las que comenzó la sesión.
El comienzo estuvo marcado por el informe de la OCDE, que prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) español caiga un 4,2% este año, seis décimas más de lo previsto por el Gobierno español.
Para EEUU, la OCDE revisó al alza sus perspectivas, lo que fue uno de los acicates para que Wall Street abriera al alza, junto con el anuncio de que los pedidos de bienes duraderos a fábricas estadounidenses aumentaron un 1,8% en mayo, el tercer incremento en cuatro meses y por encima de lo previsto por los analistas.
La subida de Wall Street al inicio de su sesión terminó de apuntalar las subidas de los mercados europeos, entre ellos, el español.
El valor más alcista del Íbex-35 fue Ferrovial, que ganó un 6,81%, seguido de ArcelorMittal y Sacyr Vallehermoso, con el 5,70%; de Gamesa, con el 5,47%, y del Banco Popular, con el 5,25%.
Los pesos pesados del indicador, que marcan el camino a seguir, también registraron importantes avances, que fueron del 4,62% para el BBVA; del 3,26% para el Santander; del 3,19% para Repsol; del 2,13% para Iberdrola y del 1,98% para Telefónica.
En el mercado continuo, la estrella fue Prisa, que se revalorizó el 9,77%, tras anunciar hoy que mantiene "negociaciones" para la venta de su filial lusa de Media Capital (SGPS), así como para la adopción de "otros modelos de relación comercial".
En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,40 dólares, en tanto que el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se vendía a 69 dólares, 20 centavos más que ayer.