Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bombardier Transportation apuesta por Malasia con un nuevo centro de trabajo en Kuala Lumpur

La empresa tecnológica ferroviaria Bombardier Transportation ha abierto un nuevo centro de trabajo en Kuala Lumpur, que dará soporte a los proyectos ferroviarios en Malasia y en la región de Asia Pacífico, según ha informado la compañía en una nota de prensa.
Estas inversiones confirman el apoyo de Bombardier al avance de la industria ferroviaria en Malasia y su apuesta de futuro por un país donde también contribuirán a fomentar el talento local y el empleo de calidad.
La nueva oficina de Bombardier estará situada en el centro de Kuala Lumpur y contará con más de 100 ingenieros, responsables de proyecto y especialistas en integración de sistemas y señalización.
El presidente de la división de sistemas de Bombardier Transportation, Pierre Attendu, ha mostrado la intención de la empresa de "dar respuesta a las necesidades de transporte público de Malasia con las soluciones más punteras de transporte colectivo".
Para Bombardier Transportation, según Attendu, esta inversión "fortalece" su capacidad para cubrir las "necesidades de los clientes", y garantiza su puesta a punto para "poder dar servicio a futuros proyectos en la región de Asia Pacífico".
CON UNA EXPERIENCIA DE MÁS DE 20 AÑOS
Bombardier cuenta con más de 20 años de experiencia en Malasia, con proyectos como el Bombardier Cityflo 650, un sistema de control de trenes basado en comunicaciones, o el sistema de protección automática de trenes de abordo y arcén (ATP), que conecta y detecta el equipamiento del tren con la línea estatal malaya ferroviaria.
Además, la compañía ferroviaria ha participado activamente en varias iniciativas sociales y educativas destinadas a invertir en el futuro de Malasia, como por ejemplo, con sus proyectos de las líneas KVMRT y Kelana Jaya