Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botín confía en que la crisis económica que atraviesa España pase rápido

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, uno de los hombres más ricos de España, asegura que la crisis que atraviesa España, a la que denomina "ajuste fuerte", pasará rápido, ya que es como la fiebre de un niño, que llega de golpe y es alta pero pronto desaparece.
El empresario asegura que la crisis de la economía española ya está pasando y que ahora queda ver cómo evoluciona el ajuste fuerte de la economía española, que podría ser en unos dos años, según ha apuntado en declaraciones previas a su intervención en la Junta General de Accionistas, celebrada en el Palacio de Exposiciones de la capital cántabra.
Botín ha mostrado su confianza en una marcha positiva de la economía española, explicando que aunque ha evolucionado "peor de lo esperado, esta fase negativa no sea larga". Ha añadido que ahora cuentan con puntos de apoyo "que no teníamos en ciclos anteriores: unas cuentas públicas saneadas, un sistema productivo más flexible y un sector empresarial muy dinámico y diversificado".
Botín ha destacado que el banco Santander es el más eficiente entre los primeros 25 grandes bancos del mundo, ya que su ratio de eficiencia está en el 41,5 por ciento, y que espera lograr "un beneficio total de 10.000 millones de euros en 2008".
En cuanto a negocios del grupo en el extranjero, resaltó la posición "muy importante" que tiene el grupo Santander en Estados Unidos a través de su participación en la entidad estadounidense Sovereign, en la que a cierre de 2007 poseía una participación del 24,99 por ciento.
Destacó también su filial en el Reino Unido, el Abbey, que elevó su beneficio neto el 4 por ciento, situándolo en 311 millones de euros, en el primer trimestre del año. Además, el presidente del primer banco español mostró su interés por el "enorme potencial" de Brasil y su mercado, así como por el alemán, donde a la banca minorista "le queda mucho por hacer". PGD