Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botín avisa de que las "secuelas de la crisis" tardarán en desaparecer, aunque la recuperación cobre fuerza

Dice que es "incorrecto e injusto" hablar de rescate a la banca cuando las ayudas se han destinado a las cajas en quiebra
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha vaticinado que la recuperación de la economía española cobrará "fuerza" este año de "forma gradual", si bien ha advertido de que las "secuelas de la crisis", como la elevada tasa de paro, tardarán en desaparecer. Por ello, ha instado a avanzar en las reformas pendientes para volver a un crecimiento "satisfactorio".
"Que la recuperación se consolide no significa un retorno a la normalidad si por normalidad se entiende la etapa que vivimos en los años que precedieron a la crisis", ha avisado Botín durante la rueda de prensa para presentar los resultados anuales de Banco Santander. El banquero se ha mostrado "cauto", a pesar de subrayar que España "está en el buen camino".
Botín ha estimado que el PIB se incrementará en torno a un 1% este año y ha certificado que España ha dejado de ser "definitivamente el foco de la crisis" para convertirse en "un ejemplo" por las reformas emprendidas. "Estoy seguro de que el desempleo mejorará paulatinamente a medida que se consolide la recuperación", ha augurado.
El presidente del Santander considera "incorrecto e injusto" hablar de rescate a la banca, puesto que las ayudas aportadas por los socios europeos por importe de unos 41.000 millones de euros se han destinado a las cajas que estaban en situación de quiebra. "Los bancos no han recibido ayudas del Estado", ha defendido.