Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bridgestone plantea un ERE de suspensión de 43 días a los trabajadores de la planta de Puente San Miguel

Podría evitarse si veinte trabajadores aceptan trasladarse durante un año a la sede de Burgos
La planta de Bridgestone en Puente San Miguel ha planteado a sus trabajadores, ante una producción menor de la prevista, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de suspensión de 43 días para toda la plantilla que podría quedar reducido a una flexibilidad negativa de 10 días si una veintena de obreros aceptan el traslado durante un año a la sede de Burgos.
Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del comité de empresa, que han explicado que ambas opciones fueron presentadas por la empresa a los representantes de los trabajadores el pasado jueves.
Estas mismas fuentes consideran que el ERE podría evitarse pues cree que habrá voluntarios suficientes para trasladarse a Burgos durante ese año.
Ha argumentado esta afirmación señalando que, para un traslado anterior, --que se hizo efectivo en enero y que afectaba a 10 trabajadores-- se presentaron más de veinte voluntarios.
Precisamente ahora se ha abierto un periodo de tiempo para que los trabajadores que lo deseen se apunten como voluntarios para este traslado. Si finalmente lo hay, está previsto que se incorporen a la sede de Burgos el 2 de febrero.