Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brufau abre la puerta a volver a subir el dividendo si se recupera el precio del petróleo

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha abierto las puertas a una revisión al alza del dividendo a los accionistas si se produce una recuperación en los precios del petróleo, aunque ha subrayado que, cuando llegue ese momento, será una decisión del consejo de administración.
"Si se recuperan los precios, el consejo de administración tendrá que interpretar cuál es el nivel del dividendo. A 100 dólares era un euro por accción, pero no corresponde a un servidor, corresponde al consejo de administración tomar esa decisión", indicó Brufau en respuesta a pregunta de un accionista en la junta general de la compañía.
La junta votó la sustitución del dividendo complementario del ejercicio 2015 por una retribución de 0,30 euros brutos por acción en el marco del programa 'Repsol dividendo flexible', frente a los 0,5 euros por títulos anteriores.
Brufau defendió que las provisiones realizadas en el ejercicio 2015 por la compañía por más de 2.900 millones de euros son "seguramente de las menores en todo el sector" y subrayó que son contables y, por tanto, no afectan a la caja ni al dividendo. "Ahora preocupa, sin lugar a dudas, pero a los accionistas no les debería quitar el sueño. Es una dotación contable que en cuanto el precio cambie de signo acabará como contabilizando como ingreso", dijo.
Asimismo, el presidente de Repsol consideró como una operación "acertada" la compra el año pasado de Talisman Energy, a pesar del entorno posterior de precios a la baja del petróleo, ya que la adquisición de una empresa "no es de hoy a mañana".
Además, advirtió de que si se prolonga el escenario de precios bajos del crudo será un problema no sólo para el sector del petróleo, sino también para "la economía y la situación geopolítica". "Pero aún si está a 30 dólares somos resilientes, como hemos demostrado en el primer trimestre, para continuar operando y no poniendo en cuestión el dividendo", añadió al respecto.