Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas cree que España debería ser más "ambiciosa" en su objetivo de reducción del paro

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, László Andor, ha afirmado este jueves que España no debería tener como objetivo volver a los niveles de paro anteriores a la crisis, sino que debería ir más allá y "ambicionar" tasas muy inferiores a las que existían antes de la crisis, pues ya tenía por entonces un alto volumen de desempleo.
En un desayuno de trabajo organizado por Capital y Asempleo, Andor ha subrayado que los países de la UE "no pueden esperar a que llegue el crecimiento económico" para crear empleo, sino que deben empezar a crearlo "ya".
Para ello, ha abogado por hacer reformas que proporcionen oportunidades laborales y se ha referido específicamente a la Garantía Juvenil que van a poner en marcha todos los Estados miembros de la UE y que considera la reforma laboral "más importante" en estos momentos.
Aunque ha insistido en que la Garantía Juvenil "no es la panacea", sí resultará una "medicina eficaz" para reducir el nivel de paro juvenil, que alcanza a 5,5 millones de jóvenes en Europa. La Garantía Juvenil trata de garantizar que ningún joven europeo de hasta 25 años se quede más de cuatro meses sin trabajo, formación o periodo de prácticas.
"La recuperación llegará, pero tenemos que incluir garantías juveniles en todos los países, incluido España, porque creemos que de esta forma se reducirá el paro juvenil", ha aseverado Andor.
En el caso concreto de España, el comisario europeo cree que todavía queda "mucho por hacer" en el mercado laboral, porque aunque el país ha empezado a reducir el paro, esto sólo es el "inicio" de un largo camino.
Andor no ha querido entrar a valorar la reforma laboral del Gobierno, pero sí que ve favorables algunas iniciativas que se han adoptado en los últimos tiempos, como la Estrategia de Emprendimiento o la 'tarifa plana' de 100 euros para nuevos contratos indefinidos.
"La reducción de las cotizaciones sociales puede ser una buena medida en tiempos de recesión, porque de alguna forma debe aumentarse el apetito de las empresarios por contratar", ha indicado Andor sobre este último tema.
NO AL SALARIO MÍNIMO JUVENIL.
El comisario europeo, que ha alabado el trabajo que realizan las agencias privadas de empleo, sobre todo a nivel transfronterizo, se ha referido también al salario mínimo para jóvenes que tienen algunos países, como Holanda.
Aunque entiende que ésta es una iniciativa que se puede tener en consideración, no se ha mostrado muy partidario de que se aplique en otros países, como España, ya que, en su opinión, debería protegerse la idea de un salario mínimo para todos los trabajadores, que garantice unos "ingresos dignos".
En todo caso, ha recordado que no es la Comisión la que debe decidir sobre esta posible medida, sino que son los propios Estados miembros quienes deben acordarlo.
Por otro lado, Andor ha subrayado que la implicación del Banco Central Europeo (BCE) es "muy importante" ante el riesgo actual de deflación. "Tendrá que hacer todo lo posible para ayudar al crecimiento y a la creación de empleo", ha enfatizado.