Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas confirma participación del FMI en control de un eventual rescate de España o Italia a través del EFSF

La Comisión Europea ha confirmado este viernes que se buscará "activamente" la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el proceso de control de un eventual rescate de España o Italia para comprar bonos de deuda de un país de la Eurozona en el mercado primario a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), pero no en el mercado secundario.
"En el mercado primario, la participación del FMI se buscará activamente", han explicado fuentes comunitarias, que han reconocido que esta participación en el caso de que la compra de deuda soberana se diera en el mercado secundario no está contemplada.
"El papel y eventual participación del FMI en los distintos instrumentos de estabilidad financiera están previstos por el EFSF y están clarificados en las distintas líneas directrices" del fondo de rescate europeo temporal, ha explicado en rueda de prensa el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios del Ejecutivo comunitario en rueda de prensa, Simon O'Connor.
"La participación del FMI en el proceso de supervisión se perseguirá activamente", según recoge el documento de las directrices aprobadas por el Eurogrupo para poner en marcha un programa de compra de bonos soberanos en el mercado primario a través del EFSF.
El portavoz comunitario no ha querido pronunciarse sin embargo sobre las declaraciones del representante alemán del Comité Ejecutivo del BCE, Jörg Asmussen, que este jueves condicionó la participación del Fondo Monetario Internacional a cualquier eventual intervención del banco emisor europeo para comprar deuda soberana de los países en dificultades.
El presidente del BCE, Mario Draghi, condicionó a principios de agosto cualquier intervención del eurobanco para comprar deuda soberana de los países en dificultad a que éstos solicitaran antes la ayuda de los fondos de rescate europeos para que estos compraran a su vez bonos soberanos en el mercado primario.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ya ha dejado claro por su parte que decidirá si solicita o no las ayudas del fondo de rescate europeo una vez conozca los detalles de las medidas no convencionales que el banco emisor europeo está dispuesto a adoptar para contribuir a relajar la prima de riesgo de los países en dificultad, algo que se espera que Draghi detalle el próximo 6 de septiembre tras la reunión clave del Consejo de Gobiernos de la entidad.
Los ministros de Finanzas de la eurozona "probablemente" ultimarán los detalles del plan para poner en marcha la compra de bonos españoles en el mercado primario por parte del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) en la reunión informal del Eurogrupo prevista el próximo 14 de septiembre en Nicosia, han explicado a Europa Press fuentes del Eurogrupo, al ser preguntadas si los detalles del plan podrían ultimarse en la reunión de mediados de septiembre.
Las fuentes no han descartado sin embargo que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, convoque "antes" de esa fecha una reunión por videconferencia, aunque no hay nada confirmado en este sentido todavía.
"Todo está claro excepto cómo operaría el Banco Central Europeo. Conllevaría condiciones realmente severas", han explicado otras fuentes europeas consultadas por Europa Press, que han insistido en el rechazo de España de pedir hasta ahora un rescate de los fondos europeos para la compra de bonos en el mercado primario por "las dificultares" en términos de coste político y "estigma", así como "la pérdida de soberanía presupuestaria" que implicaría.
El grupo de trabajo del Eurogrupo/ el Consejo de Directores del EFSF debe "decidir de mutuo acuerdo" si aprueba una eventual petición de rescate por parte de un Estado miembros "en base a una propuesta del EFSF para aprobar estas operaciones para el desembolso de la asistencia", pero también de sus "términos principales", según el documento con las directrices pactadas.
"La decisión se debe tomar después de recibir un informe de la Comisión Europea sobre la condicionalidad económica, incluidas las consideraciones sobre la sostenibilidad de la deuda en el contexto del procedimiento de supervisión del programa", según señala el documento que fija las directrices para la compra de bonos soberanos en el mercado primario a través del EFSF.
El fondo europeo de rescate permanente o Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) todavía no cuenta con este tipo de directrices, que deberán ser decididas por la Junta de Dirección del organismo, según ha explicado O*Connor, que ha rechazado especular con la posibilidad de que sean similares a las del EFSF. "Será una decisión para la Junta del MEDE", ha explicado.