Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas subraya que el acuerdo sobre Grecia es "posible y necesario" y niega crisis en negociación

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, ha subrayado este martes que el acuerdo sobre la primera revisión del rescate de 86.000 millones de euros a Grecia es "posible y necesario", al tiempo que ha negado que se pueda repetir el "escenario de crisis" que se dio el pasado verano en la negociación para cerrar la ayuda.
"No hay ninguna razón para que se reproduzca un escenario de crisis sobre el programa griego desde el punto de vista del trabajo en común, ni del resultado económico, ni de las reformas en curso de negociación. Es diferente de lo que fue el año pasado", ha declarado en una rueda de prensa en Bruselas, durante la presentación de las previsiones macroeconómicas de primavera para la UE.
"Creo que hay que poner realmente toda la energía para lograr un acuerdo, un acuerdo que es posible y que es necesario", ha añadido Moscovici.
El comisario se ha mostrado así "optimista razonado" de cara a la posibilidad de que la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) y las autoridades griegas logren un acuerdo sobre la primera revisión del rescate, que permita nuevos desembolsos de ayuda.
Moscovici ya dijo la semana pasada que las discusiones entre Atenas y sus acreedores habían permitido establecer ya un consenso sobre el "99%" sobre las reformas que se piden al Gobierno de Alexis Tsipras; y este martes ha querido subrayar que "todas las instituciones" participan de ese compromiso.
Por el contrario, el político francés ha admitido que queda trabajo por hacer en la discusión sobre el plan de contingencia que se exige a Atenas, un paquete de medidas adicionales que sólo se aplicarían si no lograra colocar el superávit primario en el 3,5% en 2018.
El objetivo es que para ello se establezca un mecanismo "automático", de "activación precisa", que se ponga en marcha para cubrir el desvío que pueda darse si las autoridades no logran cumplir ese objetivo.
El Eurogrupo ha previsto una reunión el próximo lunes, 9 de mayo, para abordar la situación y tratar de cerrar un acuerdo, pese a que Tsipras había solicitado convocar una cumbre de líderes de la zona euro para elevar el debate al máximo nivel de negociación.