Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas cree que la compra de activos de Holcim por parte de Cemex podría reducir la competencia en España

Abre una investigación en profundidad y decidirá si autoriza la operación antes del 5 de septiembre
La Comisión Europea ha abierto este miércoles una investigación en profundidad sobre el proyecto de compra de las operaciones españolas del grupo suizo de materiales de construcción Holcim por parte de su rival mexicano Cemex al considerar que la operación podría causar problemas de competencia en el mercado del cemento en España, que se traducirían en subidas de precios.
La apertura de una investigación detallada no prejuzga el resultado final del procedimiento. Bruselas dispone ahora de un plazo de 90 días hábiles, hasta el 5 de septiembre de 2014, para decidir si autoriza la operación, con o sin condiciones, o si la veta.
Cemex tiene la intención de adquirir el control exclusivo de la totalidad de las actividades de Holcim en España en los sectores del cemento, el hormigón preamasado, los agregados y el mortero. "La investigación de mercado inicial de la Comisión indica que la operación propuesta podría reducir de manera significativa la competencia en el mercado del cemento gris en algunas zonas de España", según ha dicho el Ejecutivo comunitario en un comunicado.
La evaluación preliminar de Bruselas ha puesto de manifiesto que la eliminación de Holcim podría facilitar la coordinación entre los competidores que queden en el mercado para repartirse los clientes y subir los precios. De hecho, esta coordinación "podría llegar a ser más eficaz y sostenible debido a la reducción del número de competidores independientes y al hecho de que los perfiles de los competidores restantes serían más parecidos entre sí".
Además, la investigación de la Comisión ha revelado que la empresa resultante podría ser capaz de ejercer una influencia significativa en el nivel de precios del cemento gris en algunas otras zonas geográficas, donde Holcim y Cemex son fuertes competidores y las empresas restantes (Cementos La Cruz y Cementos La Unión, entre otras) podrían no ser capaces de reaccionar a un aumento de los precios.
El expediente se notificó a la Comisión el pasado 28 de febrero y está relacionado con otras dos operaciones. Mediante la primera, Cemex tiene la intención de adquirir el control de la totalidad de las actividades de Holcim en los sectores del cemento, el hormigón preamasado y los agregados en Chequia. Esta operación fue autorizada por la autoridad de competencia checa en marzo de 2014, ya que afecta principalmente a la competencia en el mercado de ese país.
En otra operación conexa, Holcim pretende adquirir determinados activos de Cemex en el oeste de Alemania. La Comisión abrió una investigación en profundidad sobre la operación en octubre de 2013, cuyo plazo expira el 8 de julio.
La operación española no supera los umbrales de volumen de negocios del reglamento de concentraciones de la UE. No obstante, a raíz de una solicitud de remisión de la autoridad española de competencia, la Comisión aceptó evaluar la operación.