Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas anuncia nuevas investigaciones contra el dumping chino en el sector del acero

La Comisión Europea ha anunciado este lunes que iniciará "pronto" nuevas investigaciones en torno al dumping de China en el sector del acero y se ha mostrado "abierta e interesada" a cualquier propuesta que los Estados miembro pongan sobre la mesa en relación a esta cuestión.
"La Comisión es muy consciente de la situación del sector del acero, un problema global de sobrecapacidad de producción agravado por una serie de factores", ha explicado en rueda de prensa la portavoz de Industria del Ejecutivo comunitario, Lucía Caudet.
En la misma comparecencia, la portavoz ha confirmado que Bruselas ha recibido la carta remitida por varios países de la UE, que "comparte algunas de las preocupaciones ya subrayadas por la Comisión" y ha resaltado que el Ejecutivo comunitario "aplica los instrumentos a su disposición para apoyar a la industria y asegurar un marco de igualdad".
"Vamos a abrir investigaciones antidupuming pronto", ha expresado Caudet después de aclarar que la acción de la Comisión Europea "incluye la utilización rápida y eficiente de instrumentos de defensa comercial", así como el denominado 'Plan Juncker' y otras iniciativas "para apoyar a las industrias que dependen en gran medida de la energía".
Por último, el Ejecutivo comunitario ha recordado que el próximo lunes, 15 de febrero, tendrá lugar una conferencia sobre la cuestión en la que los Estados miembro tendrán la oportunidad de debatir cómo enfrentarse a la situación.
RIESGO DE "COLAPSO"
Los ministros de Economía de Alemania, Italia, Reino Unido, Francia, Polonia, Bélgica y Luxemburgo enviaron el pasado viernes, 5 de febrero, una misiva al vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Crecimiento, Empleo e Inversión, Jurki Katainen, la comisaria de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, y el ministro de Economía de Países Bajos, que ostenta este semestre la presidencia de turno de la UE, Henk Kamp, en la que advierten que la Unión se enfrenta a prácticas injustas de comercio.
En la carta, los responsables de Economía de estos países aseguran que la UE no se puede mantener "pasiva" ante la pérdida de puestos de trabajo y el cierre de plantas, que muestran el "riesgo significativo" de "colapso" de la industria acerera europea.
En este sentido, los siete Estados miembro abogan por poner en marcha medidas en respuesta a esta situación entre las que destacan los instrumentos de defensa comercial (TDI, por sus siglas en inglés) reconocidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC) y otras medidas "para proteger y modernizar" el sector.
De la misma forma, la carta insta al Ejecutivo comunitario a hacer uso de todos los instrumentos disponibles para enfrentarse al comercio injusto, incluyendo medidas antisubvenciones para asegurar un escenario de igualdad, entre las que destacan acciones "rápidas y efectivas" sobre casos antidumping, como por ejemplo, la investigación sobre productos de acero laminados en frío procedentes de China y Rusia.
Además, urgen a considerar con celeridad la petición de abrir una investigación sobre las importaciones de productos de acero laminados en caliente, dada la "crucial importancia" de los mismos para la industria europea.
"No debemos esperar hasta que el daño de prácticas injustas se conviertan en irreversibles para nuestra industria", continúa la misiva, que llama al Ejecutivo comunitario a iniciar investigaciones sobre el asunto y a efectuar "nuevos esfuerzos" para adoptar un nuevo paquete de medidas que modernice los instrumentos de defensa comercial que reconozca "la importancia de un comercio libre pero justo" para la economía europea, los productores y los consumidores.