Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas aprueba la compra de TNT Express por parte de FedEx

La Comisión Europea ha dado el visto bueno este viernes a la adquisición de la compañía de mensajería TNT Express por parte de FedEx, al considerar que la compra no menoscaba los principios comunitarios de competencia puesto que ambos grupos no son competidores directos y la fusión no limita la acción del resto de empresas del mercado.
El Ejecutivo comunitario ha explicado en un comunicado que abrió en julio de 2015 una investigación motivada por la posibilidad de que la adquisición redujera "sustancialmente" la competencia en determinados mercados de mensajería internacional de paquetes pequeños de hasta 31,5 kilogramos.
En relación al mercado interno del Área Económica Europea, Bruselas considera que la posición de la entidad resultante de la compra será "moderada" y que tanto FedEx como TNT Express no son competidores cercanos en este mercado. La investigación ha confirmado además que la primera "aún ejerce una débil limitación a la competencia a otros integrantes debido a la falta de densidad y la escala de sus redes europeas".
De la misma forma, en relación al mercado fuera del Área Económica Europea, el Ejecutivo comunitario ha concluido que ambas compañías no son competidoras directas y ha subrayado que TNT centra su actividad en el mercado interior europeo. En la misma línea, la Comisión ha concluido que tanto DHL como UPS podrán competir de forma efectiva tras la compra.
Precisamente, Bruselas prohibió en 2013 la adquisición de TNT por parte de UPS, al estimar en ese momento que la compra podría perjudicar a los consumidores al provocar un incremento de los precios.
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha destacado que muchos consumidores y negocios "confían mucho en los servicios de mensajería fiables y asumibles, en particular tras el crecimiento del comercio electrónico. "La conclusión es que los consumidores europeos no se verán afectados por la transacción, por lo que hemos aprobado sin condiciones la fusión", ha añadido.