Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas certifica el progreso de 14 países que se benefician del régimen de ventajas arancelarias

La Comisión Europea ha publicado este jueves un informe de evaluación sobre los efectos del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPF), que concede ventajas a las exportaciones de terceros al mercado comunitario en el que pone de manifiesto el progreso demostrado por los catorce países analizados.
A través de este régimen, los países involucrados están exentos del pago de aranceles para la entrada de un abanico de productos al mercado de la UE a cambio de la ratificación de un total de 27 convenciones internacionales entre las que se incluyen las referidas a Derechos Humanos de la ONU y las que versan sobre derechos laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
El estudio cubre los avances de Armenia, Bolivia, Cabo Verde, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Georgia, Guatemala, Mongolia, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú y Filipinas, que se beneficiaron de estas ventajas en 2014 y 2015.
En concreto, destaca que todos estos países han reforzado sus instituciones domésticas responsables de la implementación efectiva de convenciones internacionales, han mejorado las relaciones con agencias internacionales competentes para revisar dicha aplicación y han actualizado los informes de evaluación.
"Estos son pasos significativos que encaminan futuros cambios prácticos", ha expresado el Ejecutivo comunitario en un comunicado en el que también subraya que la UE mantendrá el contacto con estos países para acelerar los avances en aquellas áreas donde el progreso alcanzado ha sido más lento.
La Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha destacado que el desarrollo no está sólo profundamente unido al crecimiento económico sino también a las conquistas sociales, y esta es la razón por la que la UE trabaja con estos 14 Estados para mejorar el estado de los Derechos Humanos, "con un foco particular en los derechos laborales, la justicia social, la protección medioambiental y la buena gobernanza".
"Los 14 países han mostrado compromiso político e institucional, que necesita ser seguido también por la aplicación. Todavía no hemos alcanzado totalmente los objetivos. Marcar la diferencia sobre el terreno es lo que cuenta y esto será el núcleo de la vigilancia de la UE los próximos dos años", ha manifestado.
Por su parte, la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ha recalcado el progreso alcanzado en los dos últimos dos años pero a remarcado que los avances son "lentos" y que el estudio identifica algunas "deficiencias" que deberán ser resueltas en el futuro. "Continuaremos el diálogo y la cooperación para asegurarnos de que los países siguen implementando las 27 convenciones", ha advertido.