Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas recorta de nuevo el crecimiento en la UE y la Eurozona por el freno de la economía global

La economía de la Eurozona crecerá un 1,6% en 2016, una décima menos de lo calculado en febrero, mientras que la Unión Europea en su conjunto avanzará un 1,8%, también una décima menos, según las previsiones económicas de primavera que ha publicado este martes la Comisión Europea.
Según las estimaciones del Ejecutivo comunitario, el crecimiento económico de la zona euro alcanzará el 1,8% del PIB en 2017, mientras que el de la UE se incrementará en un 1,9%. En febrero, la Comisión ya había recortado sus cálculos con respecto a las previsiones presentadas a finales del año pasado.
Bruselas ha explicado que los avances en Europa seguirán siendo modestos como consecuencia de la desaceleración de los principales socios comerciales y de algunos factores favorables al crecimiento.
En este sentido, el Ejecutivo comunitario ha destacado que aunque los precios del petróleo cayeron de nuevo a comienzos de este año, lo que prolongó el incremento de la renta real disponible, la "fortaleza" de este apoyo debería disminuir gradualmente cuando rebote el precio del crudo.
De la misma forma, Bruselas ha asegurado que las recientes subidas del euro hacen a la Eurozona más susceptible a los efectos de un crecimiento exterior más lento, a pesar de que las exportaciones comunitarias aún se benefician de la depreciación de la divisa en el pasado.
GRÉCICA, ÚNICA ECONOMÍA EN NEGATIVO EN 2016
Por otro lado, las previsiones de la Comisión Europea muestran que Grecia será el único Estado miembro de la UE cuya economía retrocederá en 2016 (-0,3% del PIB), aunque volverá al crecimiento un año después. Por el contrario, las economías que más crecerán este año serán Irlanda (4,9%), Rumanía (4,2%), Malta (4,1%), Polonia (3,7%) y Suecia (3,4%).
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha subrayado que el crecimiento en Europa se mantiene "a pesar del entorno global más complicado". "Hay signos que muestran que los esfuerzos están generando gradualmente más empleos y apoyando la inversión. Pero tenemos mucho más que hacer para abordar la desigualdad", ha añadido.
"La recuperación en la zona euro sigue siendo injusta, tanto entre Estados miembros como entre los más débiles y los más fuertes en la sociedad. Esto es inaceptable y requiere una acción determinada de los Gobiernos, individual y colectiva", ha insistido.
FRANCIA INCUMPLIRÁ SU OBJETIVO DE DÉFICIT EN 2017
Además, la Comisión Europea espera que el déficit de la Eurozona caiga desde el 2,1% del PIB en el que cerró 2015 hasta el 1,9% de este año y el 1,6% de 2017. "En muchos Estados miembros, se prevé que el déficit siga cayendo en 2016 y 2017. En la Eurozona, esperamos que sólo Francia (3,4%), España (3,9%) y Grecia (3,1%) sitúen su déficit por encima del 3% este año", ha indicado el comisario.
Con respecto a Francia, las previsiones del Ejecutivo comunitario, que al igual que España se encuentra bajo un procedimiento de déficit excesivo, cumplirá su objetivo para este año, pero registrará un déficit del 3,2% en 2017, año en el que debería bajar hasta el 2,8%, según los objetivos marcados por Bruselas.
Asimismo, la Comisión Europea espera que continúe el "ritmo moderado" de mejora del mercado laboral, dirigido por la respuesta "retardada" a las condiciones cíclicas y la crecimiento contenido de los salarios.
De esta forma, calcula que la tasa de desempleo de la Eurozona caerá al 10.3% al finalizar este año y al 9,9% en 2017, mientras que en el conjunto de la UE estima que caerá al 8,9% en 2016 y al 8,5% en 2017.