Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas sacará una 'tarjeta amarilla' por declaración excesiva de hectáreas para el cobro de pagos de la PAC

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha anunciado este lunes que el Ejecutivo comunitario introducirá un sistema de 'tarjeta amarilla' en el mecanismo de sanciones por declaraciones excesivas de hectáreas para pagos directos en el marco de la Política Agraria Común (PAC), mediante el cual se suavizarán las multas para los agricultores que cometan esta infracción por primera vez.
En concreto, para una primera infracción donde la declaración excesiva sea menor al 10% del área declarada, la sanción administrativa será reducida un 50%. En cualquier caso, los productores que hayan recibido una 'tarjeta amarilla' serán registrados y objeto de una inspección sobre el terreno el año siguiente.
Esta modificación forma parte de un paquete de simplificación del régimen de sanciones administrativas que el comisario ha presentado ante la Comisión de Agricultura de la Eurocámara y que, además de la puesta en marcha de este sistema de 'tarjeta amarilla', incluye revisiones preliminares de las áreas declaradas y multas de menor cuantía.
De esta forma, el esquema sancionador actual, basado en diferentes categorías que pueden resultar en multas de más de el doble de lo declarado, será reemplazado por una multa única, de 1,5 veces el área sobredeclarada, mientras que los excesos de hasta el 3% de la superficie o de dos hectáreas seguirán sin ser penalizadas.
Hogan ha defendido la necesidad de hacer más proporcionado y comprensible el sistema de sanciones, dadas las normas complejas que conllevan "errores no intencionados" en la declaración de áreas rurales para recibir los pagos directos de la PAC. Esto, sumado a que la tecnología actual y a las revisiones preliminares", justifica, en opinión del comisario, una reducción de las multas por estos pagos cuando el sistema de control es efectivo y la probabilidad de detectar declaraciones excesivas es alta.
Por otro lado, Hogan ha recordado que la base legal para las revisiones preliminares ya ha sido publicada y permite a las administraciones nacionales identificar errores en las solicitudes de agricultores y establecen un plazo de 35 días en los que permite corregir los datos sin ser sancionado.
"Déjenme subrayar la importancia de estos cambios. Tendrán un efecto directo en los granjeros, mandando el mensaje claro de que nuestro interés no es pillarles, sino asegurarnos de que el dinero público está bien gastado", ha expresado el irlandés ante los eurodiputados, antes de destacar que estas modificaciones "reducirán el número de errores y de sanciones".