Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas augura precios estables y mejores salarios para el sector agrícola europeo de aquí a 2023

La Comisión Europea augura una tendencia positiva para los mercados agrícolas europeos durante los próximos diez años, con estabilidad en los precios de la mayoría de subsectores, gracias en parte al impulso de una recuperación económica que debería animar al consumo en la UE, según las previsiones para el sector primario en el periodo 2013-2023 que publica Bruselas este martes. También anuncia mejores salarios, aunque lo vincula a una caída en la mano de obra.
Los expertos comunitarios apuntan otros factores que ayudarán a frenar la inestabilidad de los últimos años, tales como demanda mundial creciente y el desarrollo de la industria de los biocarburantes.
De hecho, el mercado de los biocarburantes será el principal motor para la producción de cereales en la Unión Europea, frente a la demanda de estos cultivos para alimentación y piensos, que podrían crecer solo de manera "marginal".
De aquí a 2023, la Comisión estima que la producción de cereales europeos debería crecer hasta los 316 millones de toneladas en el último año, con un crecimiento especialmente marcado en el caso del maíz (18 %) y trigo (41 %).
En lo que se refiere a la producción cárnica, los expertos señalan la producción avícola como la "más dinámica" por sus precios bajos y su imagen saludable, aunque la carne de cerdo "seguirá siendo la favorita en Europa". El consumo de vacuno y ovino sí caerá entre los europeos, según las previsiones.
En concreto, se estima que la producción de carne de cerdo subirá a partir de 2014, tras un declive provocado por nuevas normas de bienestar animal en los últimos años, y llegará hasta los 23,4 millones de toneladas en 2023. Un crecimiento "moderado" del 2,8 % con respecto a las cifras de 2010-2012.
La producción avícola, por su parte, tendrá un crecimiento anual del 0,8 % en los próximos diez años, hasta sumar 13,6 millones de toneladas en 2023, según los expertos, que, de manera general, recalcan que ninguno de los sectores agrícolas europeos será caer sus precios por debajo de los precios de referencia que activan los mecanismos de intervención de la UE.
En cuanto a los ingresos por agricultor, Bruselas estima que los resultados de 2013 reflejarán una caída media en la UE de un 1 % en término reales con respecto al año anterior y lo achaca principalmente a la pérdida del valor de producción de los productos agrícolas (-1,2 %) y a una reducción "modesta" en el gasto del consumo intermedio (-1,7%).
Pese a ello, augura una tendencia "positiva" para los próximos años con un aumento anual del 1,8 % de aquí a 2023 en el salario individual, si bien relaciona esta mejora a la "reducción continuada de la mano de obra" agrícola que compensaría la pérdida de beneficios, más que a una mejora real en el conjunto del sector. Los expertos comunitarios hablan de "cierta fuga" en el sector, aunque no aclararan si se debe al efecto de la crisis económica o a otros factores.