Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas asegura que tomará medidas cada vez que haya pruebas de 'dumping' en importaciones de acero

El sector del metal se manifiesta en Bruselas para denunciar las prácticas chinas y reclamar a la UE medidas urgentes
La Comisión Europea ha asegurado este lunes que tomará medidas contra las prácticas desleales en la importación de acero al mercado comunitario siempre que tenga pruebas de ello, el mismo día en que el sector del metal prevé concentrar a miles de manifestantes en la capital europea para denunciar el 'dumping' de los fabricantes chinos.
"Cada nueva queja será examinada en detalle. La Comisión está dispuesta a abrir nuevos casos 'antidumping' y aplicar medidas contra la importación desleal de acero cuando se den las condiciones para ello", ha aseverado el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Empleo y Competitividad, Jyrki Katainen, en una intervención en la Conferencia de alto nivel sobre las industrias de energía intensiva.
Katainen ha recordado que Bruselas ha abierto ya más de 35 expedientes por ayudas y medidas irregulares de productores de países terceros, los últimos casos la semana pasada, cuando lanzó tres investigaciones sobre tres productos del acero --tubos sin soldadura, chapas gruesas y planchas laminadas en caliente-- procedentes de China.
El vicepresidente comunitario defiende así la voluntad de Bruselas de hacer "pleno uso" de los instrumentos de que dispone la Unión Europea contra las prácticas comerciales "desleales" de competidores internacionales, al tiempo que ha pedido a la industria colaboración para aportar pruebas de las actividades de terceros que "causen daños a los productores europeos".
Katainen ha dicho, además, que la Comisión trabaja en otras áreas para apoyar al sector siderúrgico y afrontar "problemas" de competencia con países terceros, a través de un diálogo directo con Rusia, China, India y Turquía.
También ha abogado por "modernizar" y "agilizar" las herramientas de que dispone la UE para garantizar que se aplican de manera "más efectiva", al tiempo que ha llamado la atención sobre el hecho de que las amenazas no sólo llegan del exterior y ha pedido una reflexión sobre los cambios necesarios dentro de la UE, incluida la "sobrecapacidad", que considera "causa fundamental" de la crisis actual del sector.
MANIFESTACIÓN DEL SECTOR
Mientras, la Organización Europea de la Industria del Acero (Eurofer) y la Alianza industrial Aegis Europe han llamado a manifestarse en Bruselas para denunciar las prácticas ilegales de los productos chinos y reclamar a la Unión Europea medidas urgentes.
EL presidente de Eurofer, Geert Van Poelvoorde, ha denunciado en una rueda de prensa que los fabricantes chinos llevan años exportando a Europa productos "a precios por debajo del precio de producción" y ha reclamado una revisión "urgente" de la legislación comunitaria, ya que considera que Bruselas ha sido "increíblemente lenta" a la hora de tomar medidas tales como la imposición de aranceles.
Van Poelvoorde asegura que desde el inicio de la crisis financiera, el sector ha perdido cerca de 85.000 empleos, "7.000 de ellos sólo en los últimos seis meses". Eurofer espera la asistencia de al menos 3.000 trabajadores del metal a la movilización en Bruselas.
El portavoz de Aegis Europe, Milan Niezschke, ha comparado la actitud de China en el comercio internacional con la carrera del ciclista Lance Armstrong, al que se retiraron los títulos internacionales tras descubrir que se dopaba para mejorar su rendimiento en las competiciones. Así, ha reclamado "sanciones" para China que sólo deberán levantarse "si vuelve a ser un atleta normal".