Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dice que las negociaciones sobre el presupuesto luso van "en buena dirección" aunque falta por hacer

El Colegio de Comisarios se reúne de manera extraordinaria el viernes para decidir si aprueba o rechaza el plan
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, el socialista francés Pierre Moscovici, ha asegurado este jueves que el nuevo Gobierno portugués ha ofrecido cambios en su propuesta de presupuesto para 2016 que van "en la buena dirección", por lo que ha confiado en lograr un acuerdo "en las próximas horas", aunque reste "trabajo por hacer".
"En los últimos días, últimas horas e, incluso, en los últimos minutos, las autoridades portuguesas han hecho propuestas que va en la buena dirección, aunque hay que analizarlas aún en detalle", ha explicado Moscovici en una rueda de prensa en Bruselas para presentar las perspectivas económicas de invierno para la Unión Europea.
Bruselas ha sido muy crítico con el proyecto de presupuesto presentado el pasado 22 de enero por el nuevo Gobierno luso y ha reclamado medidas adicionales para asegurar que cumple con sus objetivos de reducción de déficit.
Las normas del Pacto de Estabilidad establecen que el Ejecutivo comunitario tiene dos semanas para rechazar el plan presupuestario de un Estado miembro, un plazo que, en el caso de Portugal, se cumplirá este viernes.
Bruselas y Lisboa mantienen discusiones de alto nivel desde hace días para tratar de cerrar un acuerdo a tiempo y "evitar el escenario que no queremos", ha dicho Moscovici, en referencia a tumbar el proyecto de presupuesto de Portugal, una decisión inédita desde que se aplican las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento en la UE.
"Trabajamos intensamente y en buena cooperación con las autoridades portuguesas", ha apuntado el comisario, que también ha querido destacar el "compromiso proeuropeo" y la "buena voluntad" de Lisboa en las negociaciones. "Lo que queremos es que las reglas europeas sean respetadas por Portugal", ha zanjado.
El comisario ha eludido comentar las medidas que le exigen a las autoridades lusas ni el valor de los ajustes necesarios para cumplir el Pacto, porque ha dicho que las discusiones continúan y que es prematuro augurar cuál será el resultado.
La decisión final, en cualquier caso, la tomará Bruselas este viernes de manera colegiada, en una reunión extraordinaria del Colegio de Comisarios convocada para decidir si se aprueba o rechaza el presupuesto de Portugal, según ha confirmado el comisario.