Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas adopta nuevas normas sobre los contratos de derivados OTC

La Comisión Europea ha adoptado este martes un nuevo paquete de normas sobre derivados financieros que requiere a algunos de los contratos negociados en mercados no organizados (derivados OTC) a ser aprobados por parte de las entidades de contraparte central (CCP por sus siglas en inglés).
"La autorización central obligatoria es una parte vital de la respuesta a la crisis financiera", subraya el Ejecutivo de la UE en un comunicado, en el que las nuevas normas están en línea con los compromisos de transparencia y mitigación de riesgos alcanzados en la cumbre del G20 de 2009 que tuvo lugar en Pittsburgh (Estados Unidos).
En concreto, el reglamento delegado implementa parte de las obligaciones establecidas en la nueva regulación sobre estos productos financieros, y se refiere a algunos los seguros ante impagos crediticios o 'credit default swaps' (CDS) referenciados en euros y que cubren a ciertas empresas europeas.
Así, la Comisión ha defendido que a través de la aprobación de este tipo de CDS por parte de las entidades de contraparte centrales, los mercados financiero serán "más estables" y "menos peligrosos". "Esto crea un entorno que facilita la inversión y el crecimiento económico en la UE", añade Bruselas.
El comisario de Estabilidad Financiera y Servicios Financieros, Jonathan Hill, ha destacado que la decisión "marca un nuevo paso hacia cumplir con los compromisos del G20 para mejorar la estabilidad financiera, reducir riesgos e incrementar la confianza en los mercados".
Las nuevas normas deberán ser aprobadas por el Parlamento Europeo y por el Consejo de la Unión Europea antes de entrar en vigor.