Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas da luz verde a paquete de 125 millones en ayudas al sector de frutas y hortalizas por el veto ruso

La Comisión Europea ha aprobado este viernes formalmente un paquete de ayudas de emergencia de 125 millones de euros para compensar al sector de las frutas y hortalizas europeo tras el cierre del mercado ruso, que anunció el pasado 18 de agosto.
Las medidas contemplan ayudas a la retirada de la producción para su distribución gratuita en escuelas, hospitales o bancos de alimentos, aunque también para otros usos como compost, así como compensaciones por no recolectar o recolectar antes de su maduración entre el 18 de agosto hasta el 30 de noviembre.
Las ayudas beneficiarán a los tomates, zanahorias, repollo -blanco y morado--, pimientos, coliflor, pepinos y pepinillos, setas, así como manzanas, peras, uvas de mesa y kiwis, así como las bayas, pero también el broccoli y ciruelas no incluidos previamente, según ha anunciado el Ejecutivo comunitario.
El reglamento de las ayudas aprobado este viernes y que se publicará este sábado en el Diario Oficial de la UE para su entrada en vigor incluye así al broccoli y ciruelas previamente no incluidos y clarifica que el repollo morado también optará a apoyos, al igual que las bayas blancas y moradas y no únicamente las rojas.
La Comisión también ha confirmado que para evitar que un sector o dos agoten todas las ayudas del paquete se reservarán un límite de 82 millones de euros para compensar al sector de las manzanas y las peras y de 43 millones para el resto de sectores cubiertos, tal y como propuso en un momento.
La normativa fija además topes de ayuda para la retirada. La UE financiará el 100 por cien de la producción retirada para distribución gratuita, tanto para las organizaciones de productores como para los agricultores particulares y el 75% en el caso de la retirada para otros usos en el caso de las organizaciones de productores y el 50% si se trata de agricultores particulares.