Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas ve "prematuro" anticipar que se exigirá un ajuste adicional de 2.500 millones a Grecia

La Comisión Europea ha considerado "prematuro" anticipar que la troika integrada por el Ejecutivo comunitario, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, exigirán un recorte adicional de 2.500 millones de euros hasta un total de 14.000 millones hasta finales de 2014 para desembolsar el siguiente tramo del segundo rescate a Grecia.
Grecia podría verse obligada a recortar 2.500 millones de euros más en los próximos dos años para cumplir con los objetivos y las demandas establecidas por la 'troika', según informó este sábado el semanario alemán 'Der Spiegel' citando un informe interno de la troika.
"Es demasiado prematuro comentar nada de esto. La troika volverá a principios de septiembre a Atenas para hacer una evaluación final del cumplimiento del segundo programa de ajuste económico y en base a este análisis competerá al Eurogrupo sacar conclusiones", ha explicado el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión, Simon O'Connor, en rueda de prensa.
Fuentes del Ejecutivo comunitario han rechazado especular sobre "cifras específicas" del ajuste fiscal final que se exigirá a Grecia para recibir el siguiente tramo del rescate de 31.500 millones de euros, pero han reconocido que teniendo en que que la evolución de su situación fiscal "todavía se está analizando y discutiendo" si se mantiene o se revisa la cifra de recortes.
"Hay mucha especulación en la prensa. La situación económica ha evolucionado desde marzo. Todo esto se está analizando", han explicado las mismas fuentes, que han rechazado comentar "cifras específicas" del ajuste final que se exigirá a Grecia en los próximos dos años porque "esto todavía se está analizando y discutiendo".
En cualquier caso, las fuentes han dejado claro que la troika no examinará "solo la situación fiscal, cómo ha evolucionado y si la cifra de 11.500 millones es todavía la cifra que debamos mirar o no" sino que también analizará "la aplicación de las reformas estructurales comprometidas" por el Gobierno de Antonis Samaras, incluidas las reformas estructurales fiscales, así como las privatizaciones pactadas.
La troika se desplazará "a principios de septiembre" para comprobar el grado de cumplimiento de las reformas y ajustes pactados por Grecia para recibir el siguiente tramo del segundo rescate y cuyo desembolso debe ser objeto de "acuerdo político" por el Eurogrupo, además de requerir también el visto bueno del Fondo Monetario Internacional en base al análisis que haga la troika, que debe estar listo en septiembre.
"El desembolso del siguiente tramo está condicionado a la evaluación de la troika sobre el cumplimiento del segundo programa en todo su alcance", han insistido fuentes del Ejecutivo comunitario.
La Comisión Europea ha rechazado hasta ahora especular con la posibilidad de que los socios europeos den dos años más de plazo a Grecia para cumplir los recortes como quiere el Gobierno de Samaras ni introducir cambios en las condiciones del programa de rescate pactado.
Bruselas recuerda que Grecia con la última subasta de emisiones a corto plazo ha logrado cubrir sus necesidades de liquidez durante el verano. "Siempre hemos dicho que confiábamos en que las necesidades de liquidez durante el verano se cumplirían", han explicado fuentes del Ejecutivo comunitario.