Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas admite preocupación por datos del paro en Europa e insta a evitar "una generación perdida"

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, László Andor, ha reconocido "la situación crítica de desempleo" que existe en Europa como ponen de relieve los datos publicados este viernes por Eurostat, especialmente entre los jóvenes, algo que plantea "una amenaza seria para la cohesión social", por lo que ha instado a hacer todo lo posible "para evitar una generación perdida".
El desempleo en la zona euro se mantuvo el pasado mes de julio en el nivel récord del 11,3%, sin cambios respecto a junio, pero muy por encima del 10,1% del año anterior, según los datos publicados este viernes por Eurostat, que vuelve a colocar a España como el país con peores cifras de empleo de toda la región, ya que su tasa de paro subió al 25,1%, dos décimas más que en junio.
Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea (UE) la tasa de desempleo se situó en julio en el 10,3%, en línea con los datos de mayo y junio, pero ocho décimas superior del nivel registrado en julio de 2011.
La agencia estadística europea calcula que 25,254 millones de personas carecían de empleo en julio en la UE, de los que 18,002 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone un aumento mensual de 43.000 parados en el conjunto de la UE y de 88.000 en la zona euro.
La tasa de paro entre los menores de 25 años subió una décima en la eurozona, hasta el 22,6%, mientras que en el conjunto de la UE se mantuvo estable en el 22,5%. España registró un paro del 52,9% entre los jóvenes, tres décimas más que en junio, sólo superada por el 53,8% que acumulaba ya en mayo Grecia.
El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales ha defendido en un comunicado tras conocerse los datos de Eurostat que "la situación de desempleo crítica demuestra la necesidad de atajar las causas en la raíz de la actual crisis económica de frente, dando prioridad a la creación de empleo".
Andor ha admitido que "no existe una solución rápida" para combatir el desempleo, pero ha defendido que las propuestas que presentó el Ejecutivo comunitario el pasado 18 de abril contemplan medidas e iniciativas a nivel europeo y nacional "para crear mercados de trabajo más dinámicos y apoyar su creación, no sólo más sino también mejor y más empleos sostenibles".
Para el Ejecutivo comunitario el desempleo juvenil en Europa es "de especial preocupación" porque "amenaza con dañar la autoestima y el potencial económico de los jóvenes y plantea una amenaza seria para la cohesión social", según ha explicado el comisario, que ha instado a todas las instituciones europeas, a los Veintisiete y a los agentes sociales y las empresas a hacer "todo lo que puedan para evitar una generación perdida, que sería un desastre social y económico".
El comisario ha recordado que Bruselas ya redirigido recientemente más de 3.000 millones de euros a los Estados miembros para apoyar "incluso más" a los jóvenes a encontrar un empleo.