Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas multa con 30,7 millones a tres productores de granalla abrasiva metálica por pactar precios

La Comisión Europea ha impuesto este miércoles una multa de 30,7 millones de euros a tres productores de granalla abrasiva metálica - el francés Winoa, y los alemanes Metalltechnik Schmidt y Einsenwerk Würth- por participar en un acuerdo ilegal entre 2003 y 2010 para pactar precios.
La empresa británica-estadounidense Erwin, que también formaba parte del cártel, se libra de la multa por haber sido la primera en haber delatado su existencia ante el Ejecutivo comunitario.
"Este cártel en el dominio de la granalla abrasiva metálica constituye un ejemplo suplementario de la forma en que la cartelización de un producto intermedio puede afectar a toda una serie de sectores industriales europeos", ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia.
La granalla abrasiva metálica está compuesta de partículas de acero utilizadas para la limpieza de superficies metálicas en las industrias siderúrgica, automovilística, metalúrgica y petroquímica. También puede utilizarse para cortar piedras duras, como el granito o el mármol.
La chatarra, que es su principal materia prima, se caracteriza por fuertes fluctuaciones de precio y diferencias importantes de coste entre los países del espacio económico europeo. Para compensar estas fluctuaciones, los participantes en el cártel han instaurado un recargo específico sobre el precio basado en una fórmula común.
Cuando los precios de la energía aumentaron en 2008, las compañías acordaron introducir simultáneamente una tasa de energía. Además, pactaron no competir en materia de precios ante clientes individuales. Como las cuatro empresas han aceptado una solución acordada con Bruselas, el importe de las multas se ha reducido un 10%.