Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas cree que podrán evitarse las sanciones económicas si Rusia no agrava la crisis con Ucrania

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha dicho que el impacto de la crisis de Ucrania en la recuperación de la eurozona será "limitado" por el escaso comercio bilateral y se ha mostrado confiado en que se podrán evitar las sanciones económicas de la UE contra Rusia si Moscú no agrava el conflicto.
"Por lo que se refiere a las sanciones económicas, ningún europeo sensible querría sanciones económicas o ninguna otra intensificación de la crisis. Si Rusia no intensifica la crisis, deberíamos poder evitar estas sanciones", ha dicho Rehn en rueda de prensa al término de la reunión del Eurogrupo.
La economía rusa -ha destacado el político finlandés- ya se ha ralentizado como consecuencia del conflicto con Ucrania e incluso sin sanciones económicas el Banco Mundial ya prevé un crecimiento cero para este año. "Si las tensiones persisten, es probable que Rusia acabe en una recesión económica", ha dicho Rehn.
Hasta ahora, la UE se ha limitado a sancionar a 33 dirigentes rusos y ucranianos por su participación en la anexión de la región ucraniana Crimea y ha suspendido las relaciones políticas con Rusia. Además, los líderes europeos han pedido a la Comisión que prepare una lista de sanciones económicas contra Rusia por si realiza nuevas incursiones en Ucrania.
Para Rehn, lo más importante para minimizar el impacto de la crisis en la economía europea es estabilizar económicamente a Ucrania. Para ello, la UE está dispuesta a desembolsar rápidamente el primer tramo de la asistencia financiera a Kiev, una vez que las autoridades ucranianas ya han alcanzado un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.
Bruselas ha propuesto un paquete de ayuda a Ucrania que asciende en total a 11.000 millones de euros.