Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bullard advierte de que la caída del precio del petróleo afecta a las expectativas de la Fed

El presidente de la Reserva Federal (Fed) de St. Louis, James Bullard, ha afirmado que la reciente caída del precio del petróleo ha sido "muy significativa" y ha reconocido que ha tenido como consecuencia una "preocupante" caída en las expectativas de la Fed, lo que podría retrasar la aprobación de nuevas subidas de tipos de interés.
Bullard ha explicado que las expectativas de inflación han estado influidas "excesivamente" por los grandes movimientos en los precios del petróleo, aunque ha afirmado que tras las continuas caídas de las últimas semanas, el empeoramiento de las expectativas sobre la inflación se ha vuelto "preocupante".
Sin embargo, el presidente de la Fed de St. Louis, que estuvo presente en la reunión del pasado mes de diciembre en la que se aprobó la primera subida de tipos en nueve años, ha considerado que la caída del crudo es "positiva" para la economía estadounidense.
"Una vez se estabilicen los precios del crudo, el objetivo de inflación debería regresar al 2%, aunque puede que lleve más tiempo de lo esperado", ha afirmado Bullard en unas declaraciones recogidas por varios medios estadounidenses.
La Fed decidió subir el pasado mes de diciembre los tipos de interés en 25 puntos básicos después de nueve años situados en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, gracias a los buenos datos de empleo e inflación obtenidos con anterioridad.
Sin embargo, la evolución de la economía internacional, con los mercados preocupados por la situación de China y la continua caída de los precios del petróleo, que cotiza en torno a 31 dólares, ha hecho aumentar las dudas sobre la posibilidad de que la Fed se decida a acometer nuevas subidas de tipos durante este año.