Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Burgos insiste en que las pensiones no se recortarán, sino que crecerán según permita la economía

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha insistido este miércoles en que las pensiones no sufrirán recortes con el nuevo índice de revalorización anual que ha diseñado el Gobierno, sino que crecerán, aunque lo harán de forma "compatible y acompasada" a la realidad económica y a las cuentas del sistema de la Seguridad Social.
Burgos, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha subrayado que, con la fórmula elaborada por el Gobierno -que desliga la revalorización de las pensiones del IPC-, "no tiene por qué haber pérdidas de poder adquisitivo" para los pensionistas.
El secretario de Estado ha señalado que los 33.000 millones de euros que se ahorrará el sistema en los próximos años con la nueva fórmula pueden parecer mucho, pero en realidad, ha dicho, es una cantidad "prácticamente insignificante" si se pone en relación con el más del billón de euros que se gastará en esos mismos años para pagar las pensiones.
"Tenemos que intentar que el gasto no se desboque. Pongamos a un lado esos 33.000 millones de potencial ahorro y al otro lado el enorme volumen de recursos que vamos a dedicar a las pensiones. Las pensiones están más que protegidas, estarán más que aseguradas, y se irán revalorizando de una manera distinta, pero no menor a la de estos momentos", ha señalado.
Burgos ha recordado que el gasto en pensiones supera anualmente los 120.000 millones de euros y que cada mes se dedican 8.000 millones de euros a pagar las pensiones, a veces el doble si toca paga extraordinaria. "Los ahorros iniciales (que se conseguirían con la nueva fórmila), parecen muy potentes, pero ni siquiera suponen la mitad de lo que gastamos cada mes en pensiones", ha añadido.
RECONDUCIR EL GASTO.
El secretario de Estado ha explicado que la crisis ha tenido un impacto importante para el sistema, pues se han perdido en estos años 3,5 millones de cotizantes, el número de pensionistas se ha incrementado en este periodo en medio millón y el déficit del sistema alcanzará los 35.000 millones de euros en el periodo 2012-2014.
"Vamos a pasar de nueve millones de pensiones a 15 millones en los próximos años, sin que haya un número mayor de cotizantes que soporten ese gasto. El sistema necesita corregir el déficit tan potente en el que está y el gasto no hace más que crecer. O actuamos o recondumimos ese crecimiento del gasto o tendremos un serio problema, especialmente para los pensionistas futuros", ha señalado.
Burgos ha defendido la fórmula de revalorización diseñada por el Gobierno, señalando que es "más estable y previsible", y ha subrayado que con ello se cumple la recomendación segunda del Pacto de Toledo, que apelaba a encontrar una fórmula que desligara las pensiones del IPC.
Burgos ha asegurado que el modelo que se ha diseñado no se ha importado de ningún país y ha pedido al PSOE, que congeló las pensiones cuando gobernaba, que apoye este nuevo mecanismo. "Debería ser el primero en apoyarlo", ha dicho Burgos, que ha añadido que los "inconvenientes" del actual modelo de revalorización han impedido a los distintos gobiernos cumplir con él.