Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CB Richard Ellis prevé que España acabe el año con entre 4.500 y 5.000 millones de inversión inmobiliaria

La firma ve Madrid como un lugar atractivo para atraer multinacionales
La consultora inmobiliaria CB Richard Ellis (CBRE) prevé que España acabé el año con una inversión inmobiliaria situada entre los 4.500 y los 5.000 millones de euros, después de que la inversión en el primer trimestre se situase en el entorno de los 1.000 millones de euros.
Asimismo, el director de research de la consultora, Patricio Palomar, ha anunciado que durante el mes de abril ya se han registrado casi 700 millones de euros en operaciones inmobiliarios, lo que es "una cifra muy alta, teniendo en cuenta que en el pico de la burbuja inmobiliaria la inversión anual alcanzó los 10.000 millones de euros".
Además, Palomar ha señalado que lo que pase en los próximos "seis o nueve meses" será muy importante para saber como evolucionará el mercado inmobiliario español, ya que si los indicadores macroeconómicos mejoran los inversores mantendrán sus posiciones para posteriormente obtener rentabilidad, mientras que si no se recuperan es posible que piensen "que se han equivocado" y se retiren.
En el caso de las oficinas, durante el 2013 ya se registró una "mejora sustancial de la inversión", y 2014 ha confirmado que esta mejora es una realidad. Así, en Madrid durante el primer trimestre se registraron 100.000 metros cuadrados de absorción bruta, por lo que la percepción generalizada es que "las rentas han tocado suelo", al situarse el precio de la renta en 24,50 euros por metro cuadrado en la zona 'prime' de Madrid. Mientras, en Barcelona durante los últimos años se registraron absorciones "similares a las de Madrid" pero durante este año serán "un 40% inferiores".
Según los datos aportados por CBRE, deflactando las rentas, estas se sitúan en niveles del año 1995 y el coste laboral unitario se ha situado en niveles similares a los de Grecia, y mejores que los de Portugal, Italia o Irlanda, por lo que España se ha convertio en un mercado atractivo "para que las grandes empresas y 'startups' de tecnología tipo Groupon o Google puedan situar en Madrid sus sedes".
RENTABILIDAD DEL 12% PARA OPORTUNISTAS
Con estos datos, desde la consultora prevén que los fondos oportunistas puedan obtener durante cuatro años una rentabilidad anual del 12%. Asimismo, ha señalado que Barcelona es una ciudad menos propicia que Madrid para que se establezcan este tipo de empresas.
Con respecto al tipo de ventas, ha señalado que durante este año se han vendido superficies intermedias, de entre 5.000 y 7.500 metros cuadrados, lo que supone un signo más positivo que el del año pasado que estuvo condicionado por grandes operaciones de compra de más de 35.000 metros cuadrados.
En el mercado hotelero, se observa una mayor actividad en Barcelona que en Madrid, ya que, según ha señalado Palomar, los grupos hoteleros que más están sufriendo la crisis son los urbanos porque las empresas están intentando reducir gastos.
Asimismo, ha indicado que las restricciones para el establecimiento de hoteles en Cataluña han perjudicado al mercado aunque actualmente se están cambiando algunas normas, como la que permitirá establecer hoteles 'boutique' en el barrio gótico de Barcelona.
También ha resaltado el movimiento hotelero que se ha registrado en Baleares, donde han desembarcado algunos inversores asiáticos, aunque ha señalado que no se puede considerar "una tendencia".
En este sentido, ha indicado que hay muchos inversores asiáticos, y en especial chinos, que buscan dar el salto a Europa y establecer su propia cadena hotelera en España.
Con respecto al mercado de 'High Street' ha señalado que siempre ha sido el "producto más defensivo", pero ha destacado los movimientos que se han registrado en ciudades como Gijón, Valencia, Sevilla, Córdoba o Vitoria que se pueden considerar como un signo "positivo de recuperación".
Por otro lado, el director de research de CB Richard Ellis ha resaltado la importancia de las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimis) que son figuras "poco especulativas, por lo que ayudan a sanear el mercado".
Sin embargo, ha alertado del riesgo que supone la cantidad de capital invertido en las Socimis, que situó en torno a los 2.000 millones de euros y que con un apalancamiento del 50% puede alcanzar los 4.000 millones, porque "si no hay suficientes activos de calidad para ejecutar las compras puede estrangularse el mercado y que los inversores quieran salir de las sociedades".
LOS CENTROS COMERCIALES, SÍNTOMA DE RECUPERACIÓN
Por otro lado, se han vendido centros comerciales por valor de 500 millones de euros durante el primer trimestre, y casi otros 500 millones en lo que va de trimestre, una cifra que contrasta con los 1.000 millones de euros de todo el ejercicio anterior, lo que es un "síntoma de recuperación" porque son las superficies donde la gente de a pie va a realizar sus compras.
En el caso del mercado residencial, hay mucho interés por parte de los 'portfolios' de realizar compras en áreas metropolitanas, "evitando Andalucía y las zonas costeras", aunque, según ha señalado Palomar, "es necesario que desde las Administraciones se fomente un mercado más flexible" para que haya un mayor mercado de alquiler.
En esta misma línea, ha señalado que los inversores están interesados en activos con rentas equilibradas con los ingresos de los inquilinos, ya que no interesan los productos en los que la renta es independiente de los ingresos y muchos alquilados pueden verse en dificultades para afrontar los pagos.
En cuanto a este tipo de activos los inversores latinoamericanos se han mostrado bastante interesados. Según ha afirmado, muchos de ellos no son inversores al uso, si no que buscan una buena ubicación, que de prestigio, que permita obtener divisas extranjeras al alquilarlo y no están tan preocupados por la rentabilidad.