Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO no recurrirá la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el ERE en Vodafone y Ono

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) respetará la decisión de la Sala de lo Social Audiencia Nacional de desestimar su demanda contra los ERE en Vodafone y Ono y no la recurrirá, conforme al criterio de las secciones sindicales antes de interponer la demanda, ya que un recurso "sólo aumentaría la incertidumbre en una empresa donde todo ocurre a gran velocidad".
"Nos centraremos en defender de manera individual a los afectados y afectadas y en que en el futuro inmediato la situación cambie para que nunca más se den este tipo de situaciones", afirma la formación sindical en un comunicado.
Comisiones Obreras destaca que no comparte los criterios del tribunal expresados en la sentencia, en la que se justifica la actuación de la empresa amparada en la reforma laboral.
En especial, critica que la sentencia llega a calificar el acuerdo de "ejemplar" por sus condiciones en los tiempos que corren y considerando la situación económica de Vodafone "como negativa y casi compasiva", pero olvida que compró Ono por 7.200 millones de euros y forma parte de un grupo multinacional con beneficios de miles de millones de euros.
CCOO remarca que ha mostrado su preocupación por el empleo y ha defendido el mismo en todo momento. "No era un éxito ganarlas ni un fracaso perderlas --las demandas--, pero sí una muestra de la coherencia por la defensa del empleo, máxime cuando la plantilla había expresado claramente su posición de manera mayoritaria en contra de los despidos y el acuerdo que los sustentaba", incide.
En este sentido, añade que su hoja de ruta llegaba en el ámbito jurídico hasta la Audiencia Nacional, al considerar que un recurso ante el Supremo alargaría el proceso en el tiempo de manera que perdería eficacia real de amparo a las personas afectadas.
Por otra parte, se muestra orgulloso de haber roto "la indefensión que se respiraba" en Vodafone ante la voluntad unilateral indiscutible e inquebrantable de la empresa, que en esta ocasión vuelve a conseguir los objetivos, pero tras encontrar una "seria resistencia por parte de CCOO".
El sindicato asegura que continuará defendiendo los intereses de los trabajadores y que está dispuesto a volver a confrontar la unilateralidad de la empresa "si la situación lo requiere y la plantilla lo solicita".
Además, resalta que afrontará su labor sindical desde la negociación, la movilización y el acuerdo, pero agrega que se deberá demostrar "otra forma de hacer las cosas en una empresa educada en la intransigencia y en la falta de reconocimiento de su responsabilidad social con su capital humano, al que despide expediente tras expediente, por una u otra causa, pareciendo todas válidas a ojos de la reforma laboral, en una espiral sin fin de rotación de plantillas sin estabilidad laboral garantizada".