Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO en el Ayuntamiento de Madrid exige que los implicados por mal uso de tarjetas sean expulsados y devuelvan el dinero

La comisión ejecutiva de CC.OO. en el Ayuntamiento de Madrid ha acordado este viernes una resolución por unanimidad en la que exigen que los seis representantes del sindicato que pudieran haber hecho un uso fraudulento de las tarjetas de Caja Madrid (Francisco Baquero, Antonio Rey de Viñas, Rodolfo Benito, Juan José Azcona, Pedro Bedia y Gabriel Moreno) sean retirados de los cargos que ocupen en estos momentos, sean expulsados y devuelvan el dinero "presuntamente robado".
Añade la comisión ejecutiva de CC.OO. en el Ayuntamiento de Madrid que no entienden ni comparten las declaraciones del responsable de Comunicación Confederal en el sentido de que el sindicato "va a investigar si el uso de esas tarjetas fue legal" cuando ese asunto "ya está siendo investigado por quien debe hacerlo, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu".
En el mismo escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, exigen a la dirección confederal de CC.OO. que "abandone el inmovilismo actuando inmediatamente apartando de sus cargos en el sindicato, y en posibles puestos de representación, a los implicados que desempeñen actualmente responsabilidades".
"Exigimos que la dirección del sindicato aclare si existieron sobresueldos con estas tarjetas o con otras, ocultos para la organización y que no tributaron, como indica el informe del Fiscal Anticorrupción, pues este modo de actuar debe conllevar, además de la devolución del dinero presuntamente robado, la expulsión de CC.OO de todos los implicados, sin esperar a la resolución judicial", han apostillado.
La resolución destaca que el presunto uso fraudulento es especialmente grave si se tiene en cuenta que la entidad bancaria tuvo que ser "rescatada con dinero público como consecuencia de una gestión que arroja un agujero de más de 20.000 millones de euros y que ha sido causante del sufrimiento de un número importante de preferentistas".
Por todo ello convocan el jueves 9 de octubre una asamblea de delegados de la Sección Sindical Intercentros del Ayuntamiento, Organismos Autónomos y Empresas Municipales para debatir sobre "el caso de las tarjetas negras de Caja Madrid-Bankia".