Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO pide al Gobierno que abandone la "política de parches" y aborde una reforma eléctrica profunda

Afirma que más del 50% de la subasta se ha cerrado con beneficios para los intermediarios y encarecimientos para el consumidor
CCOO ha pedido al Gobierno que abandone la "política de parches" y aborde una reforma "en profundidad" del sistema eléctrico, a la vista de que la actual regulación "solo beneficia a las cinco grandes empresas del sector que monopolizan la producción y distribución de la electricidad".
En un comunicado, el secretario confederal de Acción Sindical y Políticas Sectoriales del sindicato, Ramón Górriz, recuerda que el precio de la electricidad es en España el mayor de los grandes países europeos para las empresas y familias.
Esta "grave situación", indica el sindicato, "no se puede resolver con retoques en el sistema de subastas trimestrales", sino que requiere una reforma "que cuente con el máximo consenso político y social".
Górriz indica que esta situación se ve agravada por los recortes impuestos en materia de salarios, pensiones y protección al desempleo, así como por el elevado paro que están reduciendo la capacidad de compra de la mayoría de la población.
CCOO también indica que el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) según el cual no hubo manipulación en la subasta eléctrica demuestra que "el problema real está en el propio sistema de subastas".
"De las 18 subastas trimestrales que se han celebrado hasta ahora, 15 de ellas han acabado con beneficios para los intermediarios financieros que participan en las mismas, que de media han ganado un 13%, es decir, 1.000 millones de euros al año, lo que ha supuesto un encarecimiento del 6% del recibo de las familias", indica el responsable sindical.
CCOO considera además que la actual regulación del sistema eléctrico sólo beneficia a las cinco grandes empresas del sector que monopolizan la producción y distribución de la electricidad.
Los "privilegios" de estas empresas "mantenidos por los sucesivos gobiernos suponen un insoportable freno para la competitividad de las empresas españolas y han convertido en inaccesible este bien básico para millones de personas en nuestro país", afirma.