Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO reclama a la Junta de Extremadura que medie con las tabaqueras para mantener el cultivo de tabaco

El sindicato CCOO de Extremadura ha reclamado a la Junta que medie entre Cetarsa, las multinacionales tabaqueras y el Gobierno de España para que la producción y la transformación del tabaco se mantengan en los niveles "actuales" y "no" se pierda el "importante empleo" y la "riqueza" que este cultivo genera en el norte de la región.
CCOO ha trasladado esta reivindicación directamente a la consejera de Agricultura, Begoña García Bernal, en una reunión que han mantenido este martes en Mérida representantes de los sindicatos agroalimentarios, del comité de empresa de Cetarsa y de la propia consejería para analizar la situación en la que queda el sector después del anuncio del cierre de la factoría de Logroño por Altadis.
Según ha indicado Pedro Romero, presidente del Comité Intercentros de Cetarsa, donde CCOO es mayoritario, este anuncio es "muy preocupante" porque "crea unas expectativas de pérdida de contratación de tabaco por parte de las multinacionales que ya viene reduciéndose en los últimos años" y que coloca "en una situación límite".
Para Romero, hay que hacer "valer" la circunstancia de que Cetarsa es una empresa pública e instar al Gobierno de España a que mantenga su "compromiso" con el sector tabaquero, porque "si abandona este cultivo en el norte de Extremadura condenaría a esta zona a una pobreza y a una pérdida de empleo generalizada", señala.
Según explica CCOO en nota de prensa, los representantes sindicales han visto "buena disposición" en la consejera de Agricultura para "defender conjuntamente" que el cultivo del tabaco en Extremadura y que la fase de transformación "también se realice en las factorías situadas en la región".
En este encuentro, según la organización sindical, se ha "comprometido" la Administración regional a convocar la Mesa del Tabaco a finales de febrero o principios de marzo, para abordar estas cuestiones, y en la que estarán presentes --añade-- tanto la industria y productores tabaqueros como los representantes de los trabajadores del sector.
PLANTILLA
Recuerda que la plantilla actual de trabajadores y trabajadoras de Cetarsa es de 446 personas, de las que cerca del 80% son fijos discontinuos con contratos de una duración media de seis a nueve meses.
Asimismo, incide en que Cetarsa contrata más de 70% de la producción regional de tabaco, aunque en los últimos años se han contratado unas de 5.000 toneladas de cultivo "menos" por año.
Ahonda igualmente en que la "importancia" del cultivo del tabaco no sólo se deriva del "empleo directo" que genera, que "es considerable", sino "también del mucho empleo indirecto y de la riqueza que produce en la zona, sin que a día de hoy haya una alternativa real en caso de abandono".
Pedro Romero explicó antes de la reunión que el "mayor problema" es que el mercado está "en manos de tres o cuatro multinacionales", lo que "provoca dificultades para competir en la venta del producto".
En todo caso, Romero subrayó que a "diferencia" del tabaco producido en otras zonas del mundo que compite en base a "costes laborales bajos", el tabaco extremeño "destaca por su calidad y por sus garantías fitosanitarias".