Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO Madrid se querella contra Coca-Cola Iberian Partners por vulnerar el derecho de huelga de trabajadores

CCOO Madrid ha presentado una querella contra la presidenta ejecutiva de Coca-Cola Iberian Partners, Sol Daurella, y contra el director general de la compañía, Víctor Rufart, acusándoles de un delito contra los derechos de los trabajadores, al entender que se vulneró su derecho a huelga durante el proceso que se estuvo negociando el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a la compañía.
En rueda de prensa, la Unión Sindical de Comisiones Obreras ha explicado que la querella se presentó el pasado viernes, 24 de octubre, y que en ella exigen, además, al "juzgado de instrucción que por turno de reparto corresponda", que se dé cuenta de la responsabilidad penal que conlleva recogido el artículo 315 del Código Penal.
Este artículo hace referencia a que serán castigados con penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses los que mediante "engaño o abuso de situación de necesidad, impidieren o limitaren el ejercicio de la libertad sindical o el derecho de huelga".
En este sentido, el secretario general de la formación, Jaime Cedrún, ha afirmado que la querella se presenta por un "abuso de poder" en una situación de necesidad.
Asimismo, alega que se trata de un "caso de esquirolaje" debido a que durante el periodo de huelga de la empresa Casbega en Fuenlabrada, encargada en distribuir la producción del embotellado, se sustituyó a los trabajadores de ésta que operaban en otras plantas de Coca Cola.
En el caso de Fuenlabrada, donde las protestas de los trabajadores fueron destacadas por su duración en el tiempo, Cedrún ha explicado que el 14 de febrero se detectó la entrada de otros camiones con productos embotellados producidos con otras plantas. "La Inspección Laboral y la Audiencia Nacional lo tacharon de un caso de esquirolaje porque se hizo un contrato a otros trabajadores fuera de la planta", ha explicado.
"La dirección de Fuenlabrada ha utilizado el engaño", ha indicado el secretario general de CC.OO. Madrid, señalando que, a su juicio, los responsables tenían "el suficiente poder" para engañar a los trabajadores en este sentido.
Por su parte, el secretario de Política Sindical y Negociación Colectiva de CC.OO. de Madrid, Francisco López, ha señalado que esperan una "sentencia condenatoria" por lo ocurrido. "Se persigue que haya una condena porque se ha vulnerado el derecho a huelga", ha insistido.
Juan Carlos Asenjo, trabajador de Fuenlabrada, ha indicado que la planta sigue activa y con su licencia de producción. En este sentido, ha señalado que la huelga no está desconvocada y que están pendientes del próximo 17 de noviembre, cuando ambas partes conozcan la resolución provisional del ERE.