Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. y UGT piden al Gobierno que prorrogue la ayuda de 426 euros para parados de larga duración

CC.OO. y UGT han reclamado este viernes al Gobierno en funciones que prorrogue el Programa de Activación para el Empleo (PAE), dirigido a la reinserción laboral de los parados de larga duración con cargas familiares que han agotado todas las prestaciones y subsidios.
Este programa, que contempla una ayuda de 426 euros mensuales para sus beneficiarios, entró en vigor el 15 de enero de 2015 y finaliza su vigencia el próximo 15 de abril, salvo que las partes decidan su continuidad.
El Real Decreto que regula el PAE establece que se procederá a una evaluación conjunta del mismo -entre Ministerio de Empleo, comunidades autónomas e interlocutores sociales- tres meses antes de la finalización de su vigencia. A un mes de la finalización del PAE, CC.OO. y UGT denuncian que el Gobierno no les han convocado.
Según los sindicatos, entre febrero de 2015 y enero de 2016, el número de beneficiarios que ha atendido el PAE se sitúa en torno a las 100.000 personas, una cifra "claramente insuficiente" si se tiene en cuenta que el Ministerio esperaba atender a más de 400.000 desempleados.
"De la dotación de 850 millones de euros presupuestados para 2015, se ejecutó menos del 19% (160 millones de euros), dejando un remanente cercano a 700 millones. Para 2016, del presupuesto de 350 millones, sólo se ha ejecutado (con datos a 29 de febrero) un 6,3%, mostrando la misma evolución que el pasado ejercicio", han argumentado.
UN PROGRAMA DE ESCASO ALCANCE QUE NECESITA MEJORAS.
CC.OO. y UGT han denunciado en varias ocasiones el "escaso alcance" del PAE y las razones por las que es difícil acceder al mismo, planteando modificaciones en los criterios de acceso por haber sido "claramente restrictivos" y que se informe bien a los potenciales beneficiarios sobre la existencia de este programa.
"No hemos obtenido respuesta a las propuestas sindicales. Prueba de ello es el mantenimiento de la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo en mínimos históricos, un 55%; 2,6 millones de personas que llevan en desempleo más de un año y una tasa de paro de muy larga duración en máximos del 44,4%", advierten.
Los beneficiarios del PAE están obligados a llevar a cabo un itinerario diseñado por los servicios públicos de empleo con la idea de que se reincorporen cuanto antes al mercado de trabajo.
Según los sindicatos, los resultados de inserción de este plan sólo alcanzan el 15%, con unos 14.000 beneficiarios colocados en empleos por cuenta ajena hasta el mes de enero. En todo caso, CC.OO. y UGT denuncian que no existe información completa sobre los resultados alcanzados, pese al compromiso del Gobierno de realizar una evaluación de los mismos transcurridos los primeros seis meses.
Los sindicatos insisten en que el Gobierno debe convocarles cuanto antes para analizar el funcionamiento del programa, las mejoras que necesita y el futuro del mismo.
REQUISITOS ACTUALES.
Para poder solicitar esta ayuda, los desempleados de larga duración deben haber tenido un empleo anterior, buscar activamente un puesto de trabajo, y haber consumido las prestaciones del Prepara, Prodi o la Renta Activa de Inserción al menos seis meses antes de pedir la ayuda.
Asimismo, para poder beneficiarse de esta prestación, los solicitantes deben tener responsabilidades familiares y estar inscritos como demandantes de empleo a 1 de diciembre de 2014 (deben haberlo estado al menos durante 12 meses durante los 18 meses anteriores).
Sólo se pueden beneficiar del programa quienes hayan perdido su último empleo de forma "involuntaria". Los beneficiarios deben suscribir en el momento de la solicitud un compromiso de actividad en virtud del cual realizarán las acciones que determinen los servicios públicos de empleo o las agencias de colocación que actúen en colaboración con ellos.
Según este compromiso de actividad, durante el primer mes los beneficiarios deben llevar a cabo una búsqueda activa de empleo, realizar a través de los servicios de empleo un itinerario personalizado de inserción, y tener un tutor individual. Durante el tiempo que se recibe la ayuda, no se pueden rechazar las ofertas de empleo consideradas "adecuadas" y se debe participar en los cursos de formación y acciones de activación a las que el desempleado sea convocado.