Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. tacha de "asimétrica" y "muy perjudicial" para la banca española la nueva exigencia de capital

El secretario general de la Federación de Servicios Financieros y Administrativos (Comfia) de Comisiones Obreras, José María Martínez, considera que la revisión de las normas de capitalización acordada por la Unión Europea en la última cumbre es "totalmente asimétrica" y "muy perjudicial" para la banca española.
Martínez, que hoy ha participado en una asamblea de la Federación en Valladolid, ha afirmado que no son "muy halagüeñas" para el sistema financiero español las noticias que llegan de la última cumbre de la Unión Europea, y ha aclarado que a pesar de que aún no hay información "muy precisa", no parece que la solución global vaya a despejar "toda incertidumbre" sobre la crisis de deuda soberana y gobernanza.
Así, aunque haya una quita del 50 por ciento de la deuda griega no se dice cómo se va a hacer, por lo que "no resuelve la incertidumbre", ha explicado el responsable de Comisiones, quien ha indicado que la revisión que se hace de las normas de recapitalización es totalmente asimétrica y "muy perjudicial para la banca española".
A este respecto, ha indicado que no se alcanza a comprender cómo la banca europea, principalmente alemana y francesa, que tiene en sus "entrañas" todos los activos tóxicos derivados de las 'suprime' no se les requiera ninguna necesidad de capital importante. "Sólo se puede explicar esta situación debido a la debilidad de nuestras instituciones", ha asegurado el responsable de Comfia-CCOO, quien atribuye la situación a un gobierno interino y a un Banco de España "desparecido".
Por eso, ha llamado a un "gran proceso de concertación" a nivel estatal para hacer frente a esta situación que hoy es el sistema financiero, mañana el mercado laboral y pasado mañana los requerimientos de déficit".
MAYOR RESTRICCIÓN CREDITICIA
En cuanto a las nuevas recomendaciones sobre la austeridad, considera que no van a hacer otra cosa que retrasar las posibilidades de crecimiento, y las necesidades de capitalización que se requerirán van a tener una incidencia mayor sobre la restricción del crédito.
Además, ha añadido que si las entidades llamadas "sistémicas" van a tener que reforzarse con capital, teniendo en cuenta cómo se haga, pueden llegar incluso a dificultar el proceso de reestructuración.
Por ello, ha mostrado la "profunda preocupación" del sindicato y exigirá al Gobierno y a quienes vayan a estar al frente del mismo a partir del 20 de noviembre una solución de "compromiso global".
POSIBLE CONFLICTIVIDAD.
Martínez se ha expresado así momentos antes de participar en una asamblea con delegados de Comfia-CCOO en Valladolid, donde también ha hecho un repaso a la situación del sector bancario del país, en el que ha advertido de una posible conflictividad laboral derivada de un proceso de reestructuración "fallido" con los convenios bloqueados.
El responsable de Comisiones ha solicitado que se llegue a un gran acuerdo con los compromisos de que haya el menor deterioro posible del empleo, para lo que mantienen reuniones por todo el Estado.
En este marco, presentó el estudio realizado por el sindicato sobre remuneraciones de la alta dirección y consejeros del sistema financiero, respecto a lo que ha criticado que se trate de pedir un esfuerzo a los trabajadores mientras otros no lo hacen.
Entre las medidas que propone el sindicato para solucionar el gasto "inútil" y el redimensionamiento de los órganos de dirección, entre otras cuestiones, están "la máxima transparencia" en las entidades, la unificación de la información sobre los gobiernos corporativos o el máximo nivel de detalle de las remuneraciones y las condiciones de los consejeros y alta dirección.
Además de la obligatoriedad de que se publique la información individualizada sobre estos miembros, el sindicato propone que se limiten y proporcionen las retribuciones a los beneficios y a las ayudas públicas y que se reorganicen los órganos de las cajas que se encuentran en Sistema Integral de Protección (SIP) para convertirse en bancos.