Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. inicia en abril una campaña por su 40 aniversario y para poner en valor sus "conquistas democráticas"

CC.OO. lanzará durante este viernes, 1 de abril, una campaña de un año de duración con la que conmemorará el 40 aniversario de la organización y se pondrán en valor sus "conquistas democráticas", según ha informado este martes en un encuentro informativo el secretario general del sindicato, Ignacio Fernández Toxo.
La campaña dará comienzo el próximo viernes, 1 de abril, con la celebración de un acto en Madrid en el que participarán 2.200 sindicalistas que forman parte activa de la organización, tanto a través de las secciones sindicales en empresas como en las federaciones territoriales, llegando a las pequeñas empresas en las que la organización no tiene representación.
Junto a este evento del "activo sindical", se producirá el lanzamiento de la campaña 'Un año para reivindicar nuestra historia y nuestra contribución a las conquistas democráticas' que se desarrollará hasta el mes de abril de 2017, coincidiendo con el 40 aniversario de la legalización del sindicato, ha detallado el secretario de Organización y Comunicación de CC.OO., Fernando Lezcano.
Centrado en tres partes --la historia del sindicato, el presente y el futuro--, el objetivo del acto, ha detallado, es recoger la experiencia de los delegados y miembros sindicales en las empresas, así como las dificultades en las tareas cotidianas.
Por su parte, la campaña coincide con el 40 aniversario el próximo 11 de julio de la Asamblea de Barcelona, germen de la constitución de CC.OO, y con los 40 años de la matanza de Atocha que se cumplirán en el mes de enero.
Esta campaña se sucederá en paralelo a otra contra la pobreza salarial y social, puesta ya en marcha, con la que la organización busca apurar los márgenes de la negociación colectiva, un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 800 euros en el primer año de legislatura y la aprobación de una iniciativa legislativa popular, lanzada junto con UGT, para dar luz verde a unos ingresos mínimos garantizados.
A su vez, el cierre de la nueva campaña dará paso a la celebración del undécimo Congreso Confederal de la organización, que tendrá lugar en el mes de junio, y al que Toxo no ha aclarado todavía si se volverá a presentar, por tercera y última vez, como candidato para su reelección a la Secretaría General.
Lezcano ha explicado que el sindicato va a "repensar el sindicato" tras el "punto de inflexión" del último congreso, con el fin de ser "muy porosos" sobre cómo se ve a la organización desde fuera, modificando estructuras y actitudes. De esta forma, CC.OO. acometerá una reforma estatutaria para "avanzar más" en las modificaciones incorporadas en los últimos años en materia de códigos éticos y de funcionamiento de la organización, así como en la estructura de CC.OO.
El secretario general del sindicato ha precisado que el congreso servirá para avanzar más en el terreno de las incompatibilidades o en la limitación de los mandatos de los dirigentes, ya que a pesar de que para los secretarios generales ya está limitado a tres, se quiere extender a "otros niveles de estructura de la organización".
CRECE LA AFILIACIÓN.
Toxo ha detallado que una buena parte del congreso se centrará en el estímulo de la actividad sindical, en un contexto en el que la afiliación en España se sitúa en el 19%, y varía en función de sectores y empresas. Por ejemplo, supera el 30% en las empresas medianas y grandes, mientras que es "muy bajo" en las pequeñas y muy pequeñas empresas, del orden del 10%.
"Hay un potencial afiliativo muy importante, para eso necesitamos adecuar estructuras y articular propuestas que casen con la realidad", ha apostillado Toxo, quien se ha referido a las posibilidades de una mayor afiliación entre los desempleados, actualmente próximo al 10%.
Además, ha recordado que en España la normativa sindical limita los derechos de elección sindical para unos 5 millones de trabajadores que no pueden votar si trabajan en empresas con menos de seis trabajadores, y en las de entre seis y diez sólo a petición de los trabajadores.
De su lado, Lezcano ha valorado que la afiliación al sindicato se esté recuperando, ya que, tras los años más difíciles de la crisis, las bajas y altas se equilibraron, y ahora están viendo que se están estabilizando. "Llevamos varios meses en que se ha invertido la tendencia tímidamente, ahora con más fuerza. Eso podría estar suponiendo una inversión de los términos", ha agregado.
En concreto, el sindicato ha pasado de registrar unas caídas del 7% anual durante la crisis a disminuir a un ritmo del 2% e iniciar la "senda de la recuperación", por lo que "en términos cuantitativos, todavía no es apreciable, pero en términos cualitativos sí lo es".
REIVINDICACIONES.
Al margen de toda esta actividad sindical, Toxo ha señalado que desde el sindicato reclamarán al nuevo Gobierno un plan social de emergencia con el que dar un "giro social" y un nuevo "enfoque" a la economía y a las prioridades políticas y sociales.
Ese plan social de emergencia pasaría por revertir los efectos de la última reforma fiscal, renegociar el calendario de consolidación fiscal ante el "obvio" incumplimiento del objetivo de déficit, que desde el sindicato cifran en una o dos décimas, y un SMI de 800 euros en la primera legislatura. También la garantía de unos ingresos mínimos, una política de vivienda que acabe con los desahucios, eficiencia energética y recuperación de la Ley de Dependencia.
En materia laboral, Toxo ha insistido en la necesidad de derogar las dos últimas reformas laborales y acometer una reforma del Estatuto de Trabajadores, para modificar las formas de contratación y los despidos, dando prioridad a los contratos indefinidos.