Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. califica la contratación por debajo del SMI como un "atentado a la dignidad de las personas"

Comisiones Obreras (CC.OO.) ha calificado la propuesta del Círculo de Empresarios de contratar a jóvenes en paro por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) como un "atentado a la dignidad de las personas" y una nueva "humillación" de las organizaciones empresariales.
En nota de prensa, el sindicato ha remarcado que conociendo las dificultades y penurias del colectivo juvenil sin empleo, una propuesta como la realizada por el Círculo de Empresarios demuestra que la "voracidad y la insolidaridad" de las organizaciones empresariales no tiene límites.
El secretario de Organización y Comunicación del sindicato, Fernando Lezcano, ha afirmado que este tipo de "ocurrencias" constituyen una "afrenta intolerable" a los miles de jóvenes sin empleo, y de cuya vulnerabilidad pretenden aprovecharse este tipo de asociaciones empresariales.
"No es admisible que recurran a la vulgar comparación de mejor un empleo con salario por debajo del SMI que seguir en el paro, porque las leyes de la democracia no se aparcan excepcionalmente. En realidad, quieren disponer de jóvenes cualificados en desempleo con salarios miserables y condiciones de trabajo del siglo XIX", ha denunciado el portavoz de Comisiones Obreras.
Para Lezcano, tanto la propuesta dirigida a los jóvenes en paro, como la rebaja de cotizaciones a los empresarios, la reducción del número de contratos o el condicionamiento del cobro del paro, dibujan un país que no es España.
"Deben elegir entre el respeto a un marco de relaciones laborales propio de un país democrático, o el que corresponde, como ellos hacen, a una legislación autoritaria, corporativa y antidemocrática", ha concluido Lezcano.