Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. pide corregir los fallos de la formación profesional para el empleo desde el diálogo social

CC.OO. ha pedido este jueves corregir desde el diálogo social las "numerosas deficiencias" que presenta el subsistema de formación para el empleo, del que el Ministerio de Empleo acaba de realizar una evaluación sobre su calidad y eficiencia en los ejercicios 2012 y 2013.
El informe pone de relieve que hay que reorientar la formación a las necesidades productivas, evitar ineficiencias en la programación de acciones por sectores y territorios y atender de forma adecuada y eficaz a las demandas de cualificación de los colectivos más desprotegidos.
Según CC.OO., los datos y la evaluación de Empleo ponen de manifiesto "debilidades importantes" en la gestión de las políticas de formación. El sindicato advierte de que el sistema carece de un marco evaluador de centros de formación.
"Se sabe qué tipo de formación se realiza pero se desconocen las condiciones materiales y pedagógicas en que se imparte. Por ello, parece conveniente incorporar variables que midan la calidad de la oferta formativa de los centros de formación", subraya CC.OO.
SÓLO CINCO DE CADA CIEN PARADOS RECIBIÓ FORMACIÓN EN 2013.
La central sindical aprecia también "desequilibrios", tanto sectoriales como territoriales, en la cobertura de los centros acreditados para impartir certificados de profesionalidad.
En este sentido, señala que la inmensa mayoría de estos centros son empresas privadas que se acreditan en las especialidades formativas más rentables, es decir, las que requieren menos inversión en instalaciones, medios y profesorado. De este modo, la oferta formativa se concentra en las familias profesionales de servicios en detrimento de la industria o agricultura.
CC.OO. denuncia además que las comunidades autónomas no ejecutaron todos los recursos disponibles en 2013, pues de media sólo aplicaron el 60% del importe transferido para la formación de ocupados y el 35% del destinado a mejorar las oportunidades de empleo de los parados a través de programas formativos.
En consecuencia, añade el sindicato, sólo cinco de cada cien desempleados realizaron un curso de formación en 2013. Andalucía, pese a ser una de las comunidades con más desempleo, fue la comunidad que menos recursos disponibles ejecutó.