Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO denuncia el aumento del reparto irregular de la jornada y del trabajo "a turnos" con la reforma laboral

CC.OO. ha denunciado este jueves el aumento "sustancial" de las cláusulas relativas a la distribución irregular de la jornada y el incremento "notable" de las que contemplan la inclusión del régimen de trabajo a turnos en los convenios colectivos tras la reforma laboral de 2012.
Estas son algunas de las conclusiones del informe 'Impacto de la reforma laboral de 2012 en la negociación colectiva, elaborado por CC.OO., y en el que se analizan 70 convenios (25 sectoriales y 45 de empresa).
El informa ha sido presentado en rueda de prensa por el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, quien ha denunciado que las reformas en materia laboral de la Unión Europea y la de 2012 española tenían como objetivo "debilitar el poder de la negociación y los sindicatos".
Górriz ha criticado que todas las reformas laborales en Europa y en España se hayan realizado por "la vía del decreto" sin haber "debate democrático y diálogo social", y que se hayan dirigido a la "descentralización de la negociación colectiva", mediante la puesta en marcha de la prioridad aplicativa en los convenios colectivos.
Según el líder sindical, en los últimos años se han producido "graves inaplicaciones" y la modificación de condiciones de trabajo que han aumentado la "precarización" en el empleo, ya que la mayor parte de los nuevos convenios han tenido como objetivo "devaluar las condiciones de trabajo", especialmente en los convenios sectoriales.
En cualquier caso, Górriz ha destacado que los sindicatos han conseguido aguantar el "tirón" de la reforma laboral, que no ha llegado a modificar la estructura general de los convenios colectivos, ni los interlocutores sociales han seguido el modelo de negociación colectiva que planteaba la norma.
"El sindicalismo ha mantenido los muebles", ha afirmado Górriz, quien sin embargo ha insistido en la necesidad de derogar las reformas laborales de 2010 y 2012 y establecer una nueva carta de los derechos de los trabajadores.
"FALTA DE CLARIDAD" EN LOS COMPLEMENTOS SALARIALES.
El estudio constata que el aumento de las cláusulas relativas a la distribución irregular de la jornada y del trabajo a turnos es reflejo de una "fuerte presión" sobre la negociación colectiva para potenciar la "flexibilización" del tiempo de trabajo "a favor de los intereses y necesidades empresariales".
El sociólogo de la Fundación Primer de Mayo y uno de los autores del informe Jesús Cruces, ha explicado que hay una "gran cantidad" de convenios que incluyen pactos de ultraactividad. En materia de retribuciones, si bien no percibe "grandes cambios", apunta que la negociación se centra principalmente en el salario pero hay una "falta de claridad" a la hora de definir los complementos salariales.
En cuanto a la variación salarial pactada, los convenios analizados siguen la tendencia de "crecimiento moderado", en línea con las recomendaciones del II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).
No obstante, muestra como el número de trabajadores afectados por la congelación salarial pasó del 0,2% en 2007 al 31% en 2013, para incrementarse al 34% en 2014 y reducirse notablemente en 2015, hasta el 11%.
Asimismo, Cruces ha explicado que las organizaciones empresariales tienen actualmente "más herramientas" a la hora de sentarse en una mesa de negociación, tales como la inaplicación y los acuerdos de modificación de las condiciones de trabajo.
En todo caso, se ha mantenido la estructura de la negociación colectiva y los procesos de salir del convenio sectorial para pasar al de empresa son "muy minoritario".
FALTA DE ACTUACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN.
En este sentido, la coordinadora de la Secretaría confederal de Acción Sindical de CC.OO. y coautora del informe, Rita Moreno, ha apuntado que a pesar del interés en profundizar en el número de convenios colectivos de empresa, el efecto real sobre los trabajadores es "mínimo" por el reducido número de empleados a los que afecta, si bien para estos la repercusión es "catastrófica".
"Antes el convenio de empresa significaba una mejora sobre el sectorial, ahora la reforma permite empeorar las condiciones y salarios. Esos convenios han ido a debilitar en condiciones muy lesivas con medios ilegítimos", ha añadido.
Moreno ha destacado que se han producido numerosas anulaciones de convenios irregulares, algunos incluso firmados con representantes de un centro de trabajo extendiéndolo a toda la empresa a nivel nacional.
No obstante, ha denunciado la "falta de actuación" de la autoridad laboral, desde la que "solo vigilan que se cumpla la reforma laboral". "Si quienes tienen más medios que nosotros no cumplen su función lo tenemos complicado", ha reconocido.
A este respecto, ha indicado que hay convenios que se firman para uno, dos o tres trabajadores, cuyos firmantes "no están legitimados" para negociar, si bien en la Administración "no lo miran".
"Se están cometiendo ilegalidades al amparo de la falta de actuación de la Administración que en ese interés de fomentar convenios de empresa está pasando de todo", ha agregado Moreno, quien también ha advertido de que hay muchos convenios sectoriales "en el limbo o decaídos" por la desaparición de las patronales sectoriales en muchas provincias, las cuales han estado "en el punto de mira de los gobiernos y determinados círculos de presión económica".