Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. emplaza a los madrileños a no consumir Coca-Cola en protesta por el cierre de la fábrica de Fuenlabrada

CC.OO. Madrid ha emplazado este jueves a la ciudadanía de la Comunidad de Madrid a no consumir Coca-Cola bajo el lema 'Si Madrid no fabrica, Madrid no consume' para protestar por el cierre que la compañía quiere llevar a cabo en la fábrica ubicada en Fuenlabrada y que supone el despido directo de 587 empleados.
En rueda de prensa, Francisco Bermejo, miembro del comité de empresa de Coca-Cola por este sindicato, ha explicado que el problema al que se enfrentan los trabajadores de Madrid con el cierre de la fábrica radica en un "movimiento accionarial" donde "se han dividido los accionistas y han vencido los catalanes y valencianos".
"Han formado un núcleo donde Madrid ha quedado en minoría y han aprovechado para tomar decisiones que desde el punto de vista industrial, comercial y consumo no tienen lógica", ha señalado Bermejo, que ha negado que exista "recolocación" y que el impacto en el empleo de esta medida es "espectacular".
"Nos puede gustar o no pero los ciudadanos de Madrid tienen que tener claro que esto es una deslocalización, que se llevan el trabajo a Cataluña y que lo tenemos que combatir a través del consumo. La frase es: "Si Madrid no fabrica, Madrid no consume"", ha manifestado el representante sindical.
MADRID, SEGUNDA CIUDAD DE EUROPA QUE MÁS CONSUME
Por su parte, la secretaria general de la Federación Agroalimentaria de CC.OO. de Madrid, Esperanza Hernández, ha explicado que Madrid es la segunda ciudad en Europa donde más se consume por habitante y que, haciendo sus cálculos, en el caso de que se deslocalice la fábrica, habría unos 300 trailers diarios entrando en la región para abastecer el consumo de la Comunidad.
"No podemos permitir que multinacionales jueguen con nuestras vidas y nuestro futuro, no podemos consentir que se vaya ni una empresa más de Madrid y más cuando estamos hablando de buques insignia en empresas en relación a condiciones laborales, por lo que si Madrid no fabrica, que la ciudadanía no consuma", ha insistido Hernández.
En este punto, ha explicado que la decisión de Coca-Cola responde a un "capricho" de la gran compañía que no obedece a problemas económicos puesto que tienen "un margen de beneficios que no tienen ni tiempo para gastarlo". "Es una deslocalización con la apuesta muy concreta de trasladar el trabajo a otras plantas", ha lamentado.
Así, ha explicado que en la fábrica de Fuenlabrada existen unas condiciones "bastante dignas no encontradas de un día para otro sino que se han conseguido a lo largo del tiempo" y que son todo un "modelo" en Madrid. Por ejemplo, por convenio colectivo no trabajan fines de semana ni festivos como Nochebuena o Navidad.
También son los únicos que cuentan con un fondo de pensiones que a día de hoy tiene un capital de 58 millones de euros "por la cantidad de compañeros que han gozado de las pólizas de riesgo", ha explicado Francisco Bermejo. "Somos los únicos y estas cosas influyen a la hora de regular las condiciones laborales", ha insistido, por su parte.
RESPONSABILIDAD DE COCA-COLA
Durante la rueda de prensa también ha intervenido el secretario general de CC.OO. Madrid, Jaime Cedrún, quien ha sostenido que la "responsabilidad" de este conflicto está exclusivamente en Coca-Cola y que si quieren negociar, que se sienten a hacerlo, pero no presentando un ERE que, en su opinión, es "ilegal".
"Es una empresa que no tiene ningún riesgo como empresa, con un volumen de facturación de 3.000 millones de euros y 900 millones de euros de beneficio", ha indicado Cedrún, que ha explicado que el ERE lo justifican en "una necesidad de organización de gestión de otra manera" cuando "es mentira".
"Todo el proceso tiene un objetivo, que es hacer crecer los beneficios empresariales. Esto ocurre en Coca-Cola y va a ocurrir en muchas empresas", ha alertado Cedrún, quien ha recordado que en el caso de Fuenlabrada, en los últimos meses se han estado produciendo inversiones que "se tirarían por la borda".
Por eso, ha pedido a las administraciones que "intervengan", tanto al Estado como al Gobierno regional "porque sería otro golpe y no queremos que se vayan más empresas de Madrid". "Tenemos hasta el 21 de febrero, si no se ha conseguido ningún acuerdo, la empresa tiene perfecta potestad para aplicar esto", ha avisado.
Ante esta situación, Cedrún también ha convocado a todos los trabajadores madrileños y ciudadanos en general a apoyar las movilizaciones, recordando que este domingo, 2 de febrero, hay una marcha de los trabajadores que parte de Fuenlabrada y que llegará a la Puerta del Sol sobre las 13.30 horas. "Pedimos participación activa y solidaridad, como han hecho en otros conflictos, porque necesitamos parar este ERE", ha sentenciado.